ANIMALES

Un hombre fallece debido a un cáncer terminal y su perro no lo soporto y lo acompaño minutos después

No soportó la tristeza y 15 minutos después de fallecer su dueño el lo acompañó.

Stuar Hutchison fue diagnosticado con un tumor cerebral en 2011, y desde entonces su perro Nero lo ha acompañado en este terrible camino.

Pero al final y tras luchar por mucho años, Stuart falleció, con tan solo 25 años, el 11 de agosto de 2019, su compañero Nero no pudo con la tristeza que dejó su dueño y falleció a los 15 minutos.

Este hombre vivió una dura batalla por más de 8 años, durante este tiempo se sometió a cirugías, quimioterapia, pero el cáncer se extendió a sus huesos y le apareció otro tumor agresivo.

Stuart adoraba a su familia, se había casado en enero con su esposa Danielle, de 22 años, y vivían junto a su fiel compañero Neron.

Neron compartía a su familia con otro perro, Nala, de cuatro años, y Amelia, el cachorro de Nala y Nero.

La dolida madre de Stuart, Fiona Conaghan, de 52 años comenta a diferentes medios que:

Stuart falleció alrededor de la 1.15 p.m. de ese día, y Nero también aproximadamente 15 minutos después. Tenía tres perros, pero él y Nero eran como un hombre y su perro”.

“Nero era el perro que siempre estaba con él. Danielle estaba desconsolada por haberlos perdido a ambos, pero ella ha sido muy fuerte”.

“Llegamos a Stuart a casa hace cuatro semanas. Quería partir en su casa porque allí nació. Lo cuidamos en casa. Lo esperábamos, pero aún es difícil. Todavía es un shock y un trauma cuando finalmente llega”.

El joven fue diagnosticado con cáncer en 2011 y recayó en 2014 y luego en 2018. Nunca logró estar en remisión y su familia afirma que su fallecimiento no fue una sorpresa.

Fiona agregó: “Fue al hospital para comenzar la quimioterapia a fines de 2018 y luego se sometió a exámenes cada tres meses. En un examen en marzo, dijeron que la quimioterapia estaba funcionando”.

“Él y Danielle se fueron de vacaciones a España en mayo y comenzó a sentir dolor en la mano. Fue a un chequeo y estaban convencidos de que no había nada malo”.

“Pero luego, en junio, comenzó a afectar todo su brazo. Fue entonces cuando hicieron una exploración y vieron que el cáncer se había apoderado de todo su cerebro y se había extendido a los huesos y la pelvis”.

“Siempre supimos que era una posibilidad. Stuart era un personaje fuerte y adorable, todos lo amaban”.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *