AMBIENTAL

Trump permitirá que se explote un bosque protegido en Alaska

La polémica decisión del presidente de los Estados unidos, Donald Trump tiene indignado a los ambientalistas.

La orden fue dada por el mismo presidente quien dio instrucciones al secretario de agricultura, Sonny Perdue, para iniciar con las labores de explotación en el Bosque Nacional Tongass de 67 millones de hectáreas, ubicado en Alaska, y el cual está actualmente bajo restricciones de tala desde hace ya más de 20 años.

Durante décadas las pasadas administraciones se han preocupado por proteger este inmenso bosque de Tongas, en el sureste de Alaska, el cual está lleno de de viejos abetos, cicuta y cedro, ríos con salmón y fiordos dramáticos. Es por esto que la reciente decisión de Trump, ‘llevaría este maravilloso paisaje y el trabajo de muchos años a la basura’.

De aprobarse este plan podrían verse afectadas unas 40 millones de hectáreas.

La industria de la madera provee de trabajo a una pequeña fraccion de los habitantes del sureste de Alaska, al menos del 1%, según la Conferencia de la organización de desarrollo regional Southeast Conference, en comparación con el 8% del procesamiento de mariscos y el 17% del turismo.

4_Brown bears at Anan Creek. Forest Service photo.

Los habitantes de esta región alejada de todo han presionado al presidente Trump para que exima a su estado de la regla, que no permite carreteras excepto cuando el Servicio Forestal aprueba proyectos específicos y prohibe la tala comercial.

Aún no está del todo claro cuanta madera se talaría en la reserva de Tongass si se levantarán las restricciones federales, ya que el servicio forestal tendría que plantear un nuevo plan para el manejo de estos recursos.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *