AMBIENTAL

Estudiantes universitarios crean ‘madera plástica’ a base de botellas recicladas y desechos naturales

La innovadora propuesta desarrolla madera a partir de desechos de botellas plásticas molidas mezcladas con fibras naturales de residuos orgánicos de café, plátano o coco. Esto sería utilizado en el sector agropecuario y en la construcción, evitando que se siga deforestando.

La propuesta está a cargo del joven Juan Camilo Solarte Torres, quien es estudiante de Ingeniería Química de la Universidad Nacional sede Manizales (Colombia), el objetivo principal del proyecto es que por medio de la reutilización de materias desechadas como botellas plásticas y residuos orgánicos como el raquis del plátano, la zoca del café y la cáscara de coco se pueda desarrollar un tipo de madera plástica que tenga mejores cualidades y un menor huella ambiental.

La fabricación de la madera plástica

El proceso de producción de este tipo de materiales deben pasar por un proceso de selección, almacenamiento, aglutinado, demolición, secado, mezcla de plástico, extrusión de perfiles, enfriamiento y corte.

Luego las botellas plásticas (polietileno tereftalato, PET) y el material orgánico se muelen en primera instancia; la proporción es 85 – 15, respectivamente.

Cuando ya están procesados los materiales, se realiza un secado antes de pasar por el método de extrusión, a través de un tornillo sin fin, luego los materiales son puestos en un molde para darle la forma deseada.

El joven se inclinó por productos orgánicos comunes de la región, después de hacerle diferentes pruebas de resistencia y absorción de agua determinó que la mejor de las tres mencionadas es la cáscara de coco ya que presenta mejor permeabilidad.

Imagen lustrativa

Usos y ventajas de la madera plástica

Para nadie es un secreto que el uso masivo de la madera en actividades como la construcción, la producción agropecuaria y la elaboración de muebles tiene en riesgo numerosos bosques del planeta, por estas razones la madera plástica ofrece una alternativa a todos estos consumidores masivos de madera natural.

Solarte comenta que la madera plástica puede ser utilizada para la fabricación de comederos para animales, corrales, cercas para las fincas, postes y pisos. También en áreas como la construcción de puentes, muelles, puertas, portones, señalizaciones, graderías, juegos infantiles etc.

La ventaja que tiene esta madera plástica con respecto a la natural dice el estudiante de la U. Nacional, es que “los polímeros se pueden demorar más de 150 años en degradarse”, por lo que su vida útil es mucho mayor, al igual que “su capacidad de aguante” a factores de temperatura, agua, viento e incluso a los animales como insectos o roedores.

Grupo de estudiantes ingeniería química U. Nacional que desarrollan el proyecto / Foto: Agencia noticias UNAL

Si deseas obtener un máximo de detalles visita el articulo de la UNAL.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *