AMBIENTAL

Por que la vida de los insectos si importa, Alemania prohibirá el glifosato

Este nuevo paso es una gran victoria para la tierra y la biodiversidad del país Alemán.

El gobierno de Alemania, en pleno le dió plazo a los industriales agrícolas hasta el 31 de diciembre de 2023 para que se detenga cualquier comercialización de este polémico pesticida, en la Unión Europea también tiene fecha de caducidad de hasta el año 2022.

Uno de los primeros países en dar esta gran paso adelante ha sido Austria, quien ya ha prohibido el popular herbicida, que según varias organizaciones defensoras del medio ambiente es perjudicial para la salud, pero su fabricante Bayer defiende que no existen los estudios científicos que lo comprueben. Por otra parte, en 2015 un grupo de investigación perteneciente a la Organización Mundial de la Salud, el IARC la salud, estableció que el glifosato es «altamente cancerígeno para los humanos».

Esta propuesta se da en Alemania por la preocupante extinción masiva de insectos, pero lo que tiene alarmados a los expertos es la frecuente perdida de millones de abejas las cuales son vitales para el desarrollo de los ecosistemas.

Una de las estrategias propuestas por el gobierno alemán es la de reducir los pesticidas y así bajar la tasa de perdida de insectos. Dentro de este enfoque el objetivo es «reducir sistemáticamente» desde el 2020 los artículos que contengan glifosato y su aspersión en parques públicos, jardines privados y en los campos antes de las cosechas, hasta eliminar totalmente su uso. Y el problema es que el glifosato no solo elimina la mala hierba también plantas de las que dependen miles de especies de insectos para su alimentación.

proteccion de los insectos

(Thierry Charlier / AFP)

Ya se ha puesto en marcha un plan con un presupuesto de aproximadamente 100 millones para el apoyo a iniciativas que trabajen en protección ambiental, de insectos dentro y fuera del territorio agrícola, la investigación de nuevas alternativas amigables con el planeta. Es mas, varios estados de Alemania ya trabajan en la creación de áreas exclusivas para flores que permitan la colectividad entre polinizadores.

En un inicio la multinacional Monsanto vendió el glifosato bajo el nombre de Ronddup, luego la gigante farmacéutica Bayer compró a Monsanto el año pasado, y ahora enfrenta las consecuencias de miles de casos de personas que tuvieron contacto con el herbicida y padecen graves afecciones en su salud.

Desde Bayer, criticaron la decisión, por considerar que no responde a la evidencia científica. “No estamos de acuerdo con la decisión del Gobierno alemán de prohibir el glifosato a finales de 2023. Esta decisión ignora décadas de evaluaciones científicas de agencias reguladoras independientes […] el glifosato es seguro cuando se emplea correctamente”, indicó Liam Condon, presidente del departamento de cultivos de Bayer en un comunicado. Liam Condon

La empresa comentó que sus ventas en el continente europeo son de apenas el 10% en el mundo, así que la multinacional confía que la Unión Europea revisara bien el caso y le renovaran la licencia para su herbicida en 2020.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *