AMBIENTAL

Japón pretende verter el agua radiactiva de Fukushima al océano

La propuesta del país asiático tiene molestos a los pescadores y a sus vecinos como Corea del Sur.

Debido a la falta de espacio de almacenamiento del agua radioactiva en la central nuclear de Fukushima, Japón planea a través de la Compañía Eléctrica Tokio (Tepco, en inglés) que gestiona la planta nuclear dañada, verter miles de litros de agua radioactiva al océano, esta prouesta liderada por el ministro de Medio Ambiente, Yoshiaki Harada, ha encendido las alarmas en el mundo y principalmente el los pescadores locales y países vecinos como Corea del Sur.

La central eléctrica vive una terrible crisis con la acumulación del agua subterránea, cuando se mezcla con la que mantiene fríos los núcleos de los reactores dañados por el tsunami que golpeó la isla en marzo de 2011.

Tepco y la crisis que vive a cuenta de la acumulación de agua radioactiva.

Tepco trata el agua contaminada con la intención de eliminar la mayoría de radionucleidos, pero aún no se cuenta con la tecnología necesaria para lograr descomponer el tritio, un isotopo del hidrógeno que es muy difícil de separar del agua y relativamente es inofensivo. (de hecho, líquidos con esta sustancia son vertidos al mar de manera controlada por otras plantas nucleares repartidas por otras partes del mundo). Pero la central eléctrica afirma que aún tienen otros contaminantes en las aguas.

En la actualidad se almacenan más de un millón de toneladas de agua contaminada en casi 1.000 tanques, pero la empresa ya ha advertido que se quedará sin espacio para seguir acumulando el liquido para el verano de 2022

“La única opción será verter el agua en el mar y que se diluya”, dijo este martes en rueda de prensa Harada. “Todo el Gobierno va a discutirlo, pero me gustaría ofrecer mi sencilla opinión”, indicó sin concretar qué cantidad de agua se vertiría.

Por ahora el gobierno espera los estudios de los expertos, para tomar una decisión sobre el destino de estos líquidos.

El secretario jefe de gabinete, Yoshihide Suga, asegura que las afirmaciones hechas por Harada solo corresponde a su opinión personal. Por el momento Tepco no está en condiciones de decidir que hacer, pero si tendrá que acatar las decisiones que tome el gobierno Japones.

Estudios recientes como el de Hiroshi Miyano, que trabajan en el desmantelamiento de la planta nuclear de Fukushima, comentan que tardaría aproximadamente unos 17 años lograr verter el agua tratada después de diluida para lograr reducir las sustancias radioactivas a los niveles permitidos por la seguridad de la planta.

Las relaciones de Corea del sur y Japón no andan nada bien, principalmente por la preocupación que existe entre los pescadores por el impacto ambiental que tendría sobre el pescado estos materiales contaminantes.

“Esperamos escuchar más detalles de las discusiones que se están desarrollando en Tokio para que no haya un anuncio sorpresa”, comentó un diplomático a la agencia Reuters bajo la condición de no ser identificado. Por su parte, el Ministerio de Exteriores surcoreano emitió un comunicado en el que pidió a Japón “que tome una decisión sabia y prudente sobre el tema”.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *