AMBIENTAL

Este héroe sin capa plantó con sus propias manos un bosque de 300 acres

En la actualidad vivimos una crisis mundial por la deforestación, este hombre de 45 años conocido como Moirangthem Loiya nos da un gran ejemplo.

Loiya es un habitante de Uripok Khaidem Leikai en Imphal West, India, quien ha luchado contra la deforestacion por los últimos 18 años; pero con hechos y realidades ha creado un bosque llamado Punshilok, que significa «primavera de la vida».

Loiya recuerda como de pequeño visitaba un pico En koubru en el distrito de Senapati, en donde la vegetación era el mayor atractivo del lugar, pero al volver de la universidad en el año 2000, se aterró al ver como todo había sido completamente destruido.

Loiya sintió que tenia que hacer algo y decidió iniciar en 2002 con la búsqueda de tierras para recuperar la vegetación, con la ayuda de un habitante local su búsqueda lo llevó a la cordillera de Maru Longal. Un lugar que había sido devastado y quemado por los campesinos locales para el cultivo de arroz.

Este nuevo cambio de vida requería algunos sacrificios como dejar su trabajo como representante médico, hacerse a unos pocos elementos básicos como comida, ropa y una pequeña cabaña que el mismo construyó. Por al menos 6 años estuvo allí y trabajó duro plantando roble, bambú, ficus, magnolia, Jack-fruit y teca, entre otras especies.

El inició con solo tres variedades de semillas, limpió la maleza y de la mano de amigos y voluntarios, ademas de recibir la ayuda de un manantial cercano que facilitó el rápido crecimiento de la vegetación.

A pesar de que cualquier construcción en área de reserva forestal es ilegal, las autoridades consideraron que debido a su labor y ayuda en la creación y preservación de relleno verde no creen que represente ningún peligro para vida del lugar.

El articulo 51-A (g) de la Constitución de la India, confima que todos los ciudadanos están invitados a proteger el medio ambiente, incluidos los bosques, ríos, lagos y mostrar compasión por las criaturas vivientes. Las acciones de Loiya y sus amigos han demostrado gran respeto y trabajo por la naturaleza lo que ha generado un especial aprecio por parte de las autoridades locales.

Loiya y sus amigos incluso han creado una sociedad protectora de la vida silvestre y habitad (WAHPS) que trabaja en la protección de la riqueza natural de Punshilok, que cubre alrededor de 300 acres en la actualidad. El lugar es rico en flora y fauna, con diferentes variedades de arboles, plantas, y especies de bambúes que crecen allí, la zona se ha recuperado en los últimos años con gran variedad de vida silvestre.

Con los años los habitantes de esta área han notado como han bajado las altas temperaturas y ya se pueden escuchar los cantos de los pájaros.

Esta zona se ha convertido en un gran atractivo para visitantes locales y extranjeros quienes quedan maravillados ante tanta belleza natural y humana de este lugar.

No hay duda que este hombre y su grupo de amigos son un modelo de inspiración para muchos en todo el mundo.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *