AMBIENTAL

Hospital en Boston cultiva su propia comida para sus pacientes

En el techo del edificio construyeron una huerta que alimenta de manera sana a sus pacientes.

Una residente de la cuidad de Boston EE.UU, Carrie Golden afirma que la única razón por la que está libre de diabetes es gracias a que tiene acceso a alimentos frescos y cultivados locamente.

Esta mujer fue diagnosticada con un cuadro de pre-diabetes, luego fue referida a la Despensa de Alimentos Preventiva del Centro Médico de Boston, esto Debido a que no contaba con los recursos necesarios para una alimentación balanceada, este programa del centro médico es totalmente gratuito para pacientes de bajos ingresos.

«Te vuelves diabético porque cuando no tienes buena comida, comes todo lo que puedes para sobrevivir. Gracias a la comida sana que obtengo de la despensa… He aprendido a comer». Carrie Golden.

El proyecto de la huerta en el hospital se inauguró hace 3 años y en la actualidad produce 2.700 kg de comida al año, con 1.500 kg destinados para la despensa. El resto de la cosecha es destinada a la cafetería del hospital, a los pacientes, a una cocina didáctica y a un mercado de agricultores locales.

Este hospital se unió a la propuesta de varios hospitales en el país Norte Americano, que han visto en cultivar su propio alimento una oportunidad de mejorar la calidad de vida de los pacientes, además de ser un ejemplo de sostenibilidad, como por ejemplo el Hospital de Massachusetts que cuenta con la granja más grande en un tejado, con 810 metros cuadrados alberga más de 25 cultivos, cultivados orgánicamente en un sistema de cajas.

«La comida es medicina. Por eso estamos haciendo lo que estamos haciendo. La mayoría de los ambientes urbanos son desiertos de comida. Es difícil conseguir alimentos cultivados localmente y creo que es algo que debemos a nuestros pacientes y a nuestra comunidad». David Maffeo, director de servicios de apoyo del hospital.

La agricultora local Lindsay Allen, ha trabajado con los cultivos desde su inicio, ella cuenta que los productos del huerto son usados para el cuidado preventivo y reactivo. Afirmando que al menos el 72% de los pacientes del hospital son claramente desatendidos y que lo más seguro es que no tengan acceso a este tipo de alimentos orgánicos y saludables.

También agrega que la salud de los pacientes está claramente vinculada con la forma en que se alimentan y es responsabilidad de los hospitales asegurar la mejor alimentación para sus pacientes.

«En general, creo que la comida del hospital es terrible y asquerosa, lo que siempre me parece irónico, ya que es ahí donde estamos enfermos y en nuestro lugar más vulnerable, y donde necesitamos ser alimentados». Lindsay Allen.

Pero esta mujer no solo se encarga de cuidar del cultivo también enseña a empleados y pacientes a cultivar su propio alimento. Además los cocineros del hospital emplean a una serie de técnicos en alimentos y dietistas que ofrecen su experiencia a los pacientes para que puedan preparar de manera adecuada este tipo de alimentos y productos locales que les dan.

Uno de los objetivos del centro médico es lograr facilitar buena comida y las herramientas para llevar una vida saludable.

Goldel, asegura que ha tomado sus alimentos de esta despensa durante los últimos tres años, y ha notado el cambio en su salud y la forma en la que ahora ve la comida.

«He pasado muchos días sin comer nada, así que sé lo que se siente cuando te dan algo como la despensa de comida que te da lo que necesitas para mantenerte saludable. Aprecio a todas las personas que ponen su corazón para trabajar en el huerto. Si supieran cómo los necesitamos». Carrie Golden.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *