ANIMALES

Niño sale de profunda depresión al conocer a un perro con su misma enfermedad

Carter Blanchard, tan solo tiene 8 años de edad, vive en Arkansas, Estados Unidos y sus manchas lo han entristecido durante gran parte de su vida, pero esto cambió cuando conocido a Rowdy, un labrador con el mismo padecimiento.

El pequeño Carter comenzó a ver extrañas manchas en su cuerpo cuando solo tenía 6 años, los médicos lo diagnosticaron con vitiligio, un rara enfermedad que crea una fuerte despigmentacion de la piel, causando una serie de manchas blancas en todo el cuerpo.

Desde que tiene uso de razón, Carter se ha sentido diferente a los otros niños, poco a poco perdió la confianza y su autoestima, es triste ver a un niño tan pequeño entrar en una depresión que lo hizo odiarse a sí mismo por sus manchas.

“Un día lo iba llevar al colegio y la primera cosa que me dijo cuando entró al coche era que odiaba su cara y odiaba la manera en que se veía”. estaba claro que necesitaba ayuda y pronto. Señaló Stephanie Adcock, su madre.

La mamá del pequeño buscó como ayudarlo y encontró con alguien que seguramente podría devolverle algo de felicidad. Con una foto de Rowdy, un perro de 13 años de raza labrador y que curiosamente había sido diagnosticado de vitiligio igual que su hijo.

Este peludo le enseñó que no hay distintos.

La madre enfrentaba varias complicaciones para que su hijo y Rowdy lograran conocerse, uno de ellos era la distancia ya que Carter estaba en Arkansas y Rowdy en Oregon, y la otra era que no contaban con los recursos suficientes para costear el traslado.

Pero al conocerse la historia en las redes, una persona se sintió conmovida y donó 5.000 dolares para el traslado, haciendo posible el viaje de la madre y su hijo. El encuentro no tuvo precio para Carter y su madre pues cuando se vieron, todo cambió, ya no se sintió tan distinto, lo que hizo de este encuentro una experiencia mágica y sanadora.

Después de mucho tiempo Carter volvió a sonreír de nuevo.

El pequeño tenía una mirada diferente al volver al colegio, con muchas ganas y sin tristeza, Carter era un niño confiado y más seguro de sí mismo.

Por ahora la madre y la dueña de Rowdy buscan la forma de que ellos dos se vean cada vez mas seguido.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *