AMBIENTAL

Centro de salud brasileño cultiva sus propios alimentos orgánicos para sus pacientes

El proyecto conocido como Sao Camilo reúne 85 variedades de vegetales.

En la Red de Hospitales de São Paulo Brasil se están realizando un conjunto de acciones vinculadas a la buena alimentación. Los que están a cargo de esta iniciativa están apoyándose en el hecho de que la buena alimentación reduce notablemente la aparición de afectamientos a la salud.

Una ventaja de este tipo de estrategias es que se aprovecha el espacio local y se fomenta la acción en conjunto de las comunidades comprometidas con el centro de salud en cuestión. Cuando la tierra se trabaja en óptimas condiciones, la comida del personal obrero también se cubre sin mayor problema.

En alianza comercial con el Instituto Kairós, se utilizó un área de 16 mil m² destinados al cultivo de diversos productos sin usar productos químicos, siguiendo el modelo agroecológico. En la actualidad estas acciones permiten ofrecer alimentos más saludables a todos, y por si fuera poco ha llamado la atención de Greenpeace.

Esta organización no gubernamental incluyó la huerta urbana de la Red de Hospitales de São Paulo Brasil en un documental que reúne proyectos que valoran la agricultura familiar y la agroecología. La manifestación audiovisual es una prueba del éxito de este tipo de iniciativas.

Según Tatiana Bononi, supervisora ​​de nutrición de la Unidad, todos los alimentos producidos en el espacio se utilizan para preparar comidas para pac¡entes y empleados de la Red.

«La Red realizó un estudio para la construcción de una planta de compostaje, además de invertir en la implementación de medios de cultivo para una mejor producción de frutas y hortalizas, como el consorcio de especies y el uso de Plantas Alimentarias No Convencionales (PANC)”, explica la supervisora.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 6hospital.png

“En la Unidad Granja Viana, el 100% de las verduras se producen en la huerta, sin condimentos artificiales. La comida se utiliza en su totalidad, incluidas las cáscaras y los tallos, con el objetivo de aprovechar al máximo cada ingrediente y combatir el desperdicio”, añadió la directiva.

Los alimentos orgánicos tienen más propiedades antioxidantes que los modificados genéticamente y los rociados con productos químicos. Su composición es útil para desarrollar un sistema inmunológico para evitar y frenar afectamientos a la salud. Por estas ventajas hoy existen en Brasil al menos 30 especies de PANC.

Es muy gratificante ver que los propios médicos proponen este tipo de iniciativas, contribuyendo así a crear consciencia sobre su importancia. La alimentación es la base de nuestra salud, pero muchas veces no se sabe explorar las bondades que la naturaleza nos brinda.

“Este proceso generó importantes aprendizajes para todos, en línea con la misión de la institución de promover la salud de manera amplia, valorando la calidad de vida y los bienes naturales que tenemos en busca de una gestión más sustentable”, menciona la directiva citada anteriormente.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *