ANIMALES

Joven no contiene la emoción tras reencontrarse con su perro que estuvo perdido 100 días

El emotivo reencuentro con su dueña se hace viral.

Las mascotas son imprescindibles para la felicidad. Pero cuando uno de ellos se pierde o deja su domicilio, el sentimiento es comparable al duelo por la pérdida de un ser querido. Estos eran los sentimientos de la joven Sol Salum.

Al extraviarse su mascota que responde al nombre de Congo, la joven sentía que había perdido una parte de su vida, cuando el perro aprovechó un descuido de unos albañiles que realizaban unas modificaciones en la casa de la dueña de Congo.

Para la joven la perdida de su mascota era una pesadilla. Recordando como fue el inoportuno momento. Al parecer los profesionales de la construcción dejaron la puerta abierta y Congo salió por algo que le llamó la atención.

“Corre muy rápido, así que no pudieron agarrarlo. Cuando llegué a mi casa, el perro ya no estaba”, contó la joven a un medio de comunicación local. El desafortunado evento fue dado a conocer por las redes sociales.

Esta historia ocurrió en Bahía Blanca, Argentina y de una forma natural logró incluir a muchas personas que comparten el cariño por los caninos. Para Sol, Congo es un animal muy inteligente y le parece raro que no se haya devuelto cuando decidió salir.

Sol aprovechó las redes sociales para compartir fotos de Congo y pegó afiches con la foto del canino por las calles. Sin embargo, con el pasar de los días parecía que las esperanzas se perdían.

Luego se recibió una información que un perro con las características de Congo se encontraba a 10 kilómetros de distancia del domicilio de Sol. Sin pensarlo dos veces la joven decidió buscar a su amigo Congo. «Le grité: ¡Congo! Y se dio vuelta enseguida. Ahí nomás vino corriendo, se hizo pis encima y me mordía la cara”, mencionó la joven con los ojos aguados.

“A la vuelta a casa lo cargué al auto y se durmió. Cada tanto se despertaba pero cuando me veía se volvía a dormir. Fueron 100 días pero por suerte terminó”, señaló la joven emocionada.

“¡Ahora es un señor! Cuando salimos a caminar y vamos a alguna zona donde lo pueda soltar, él me espera. Si ve bolsas de basura va corriendo, le quedó el instinto, se emociona. Con los autos lo mismo: no cruza sin mirar y si escucha el ruido de la llanta sobre el asfalto se sube a la vereda. Él se convirtió en una leyenda. Ese mismo fin de semana lo llevé a Monte Hermoso a la playa y no hubo persona que no lo reconociera”, cierra.

El encuentro entre estos dos seres queridos fue subido a las redes por varias personas, por lo cual se viralizó el episodio donde se visualiza a Sol con lágr¡mas de alegría. Estas son las noticias que enriquecen la vida.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *