ANIMALES

Vecinos instalan casas para gatos callejeros y mejoran la vida de miles de felinos

Las mismas están equipadas con alimentos y juguetes para los felinos.

Estambul es una de las ciudades más famosas del mundo por la cantidad de gatos callejeros que deambulan por las calzadas de la urbe. Para hacerle frente a esta situación, existe una idea que está tomando forma para beneficio de la comunidad.

Y es que al observar casas para estos mininos distribuidas por los sitios habituales, la ciudad gana en atracción visual. Además los gatos pueden disfrutar de cojines y juguetes donados por los amantes de los felinos y los voluntarios que están comprometidos con esta iniciativa.

La historia empieza en el 2008 cuando la arquitecta de interiores Didem Gokgoz observaba como había una cantidad desmedida de gatos buscando un lugar para pasar la noche durante el inclemente invierno. Estas situaciones ocurrían específicamente en el distrito de Sisli.

En los primeros pasos de esta iniciativa la arquitecta se acercó al Parque Mistik y colocó varias cajas de plástico para los gatos. Pero en esa oportunidad las autoridades no le permitieron su objetivo y fue afectada, ya que según ellos eso no estaba permitido hacer en espacios públicos. Aun así Gokgoz no se dio por vencida.

Decidió buscar personas que tuvieran los mismos pensamientos de protección de los felinos. Por lo que invitó al alcalde a una reunión con los diferentes sectores de la comunidad para discutir la posibilidad de colocar refugios refinados y anclados al suelo.

En dicha reunión se analizaron los pro y los contra de esta situación. “Éramos tres bajo la lluvia: yo, mi abogado amigo y el Sr. Mustafa Sarigul«, mencionó Gokgoz a un medio de difusión. “Le mostramos nuestros diseños, le explicamos cómo funcionaría y todo. El Sr. Sarigul escuchó con atención y dijo: «Está bien, hazlo y veamos; si creemos que funciona, lo apoyaremos ‘”.

Después de la positiva reunión con las autoridades de Estambul, Gokgoz se vio inundada de solicitudes para construir casas. Universidades, cafés e incluso el Banco de Desarrollo Industrial de Turquía se vieron interesados en la propuesta de cuidado felino.

Se piensa que la cantidad de gatos callejeros en Estambul supera los 125.000 por lo que el ciudadano promedio entiende que la iniciativa de Gokgoz es una solución permanente. Ciudades como Alanya, Izmir y Gaziantep también incorporarán estas casas para el cuidado de sus felinos.

“Se convirtió en algo normal; las personas solicitan casas para gatos”, dijo. “Ese era nuestro principal objetivo y lo hemos alcanzado. Hoy, todo el mundo acepta que los gatos deben tener sus propios espacios de vida en la ciudad”.

Las nuevas casas de los gatos van de la mano de jornadas de salud para aminorar la proliferación de gatos y la aparición de afectamientos. Cabe decir que los felinos de forma natural se incorporaron en las coloridas casas.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *