AMBIENTAL

Jóvenes convierten los jeans viejos y desechados en gafas de sol baratas y de primera calidad

Utilizando desechos textiles como materia prima.

Son muchos los desechos que se originan por parte de la industria textilera. En las creaciones de los jeans son muchos los restos que van a parar a los vertederos. Esta tela es de una mixtura entre resistente y flexible que puede servir para hacer otro tipo de objetos.

Esta iniciativa la lleva a cabo Mosevic en el Reino Unido, adicionándole a los restos textiles una mezclilla con una resina fuerte. A los restos de tela se le aplica presión entre tres y diez capas para crear bloques sólidos. Cada pieza es reforzada individualmente con el proceso antes descrito.

Las gafas logradas son de impacto visual destacado y tienen receptividad por el público joven. Ofrecen varios modelos de tonalidades muy variadas y son resistentes a las caídas habituales.

Para Mosevic el denim sólido es un material de la era espacial, además cuando se logra las gafas el barnizado es muy resistente al agua y a la suciedad. Cuando el producto tiene contacto con la piel no facilita la presencia de alerg¡as en los humanos ni siquiera cuando existen altas temperaturas.

Mosevic ha acertado de una forma genial en el plano de la moda. Las gafas son un complemento de los atuendos temporales condicionados por los cambios de las estaciones climatológicas.

Las monturas son muy atractivas y variadas con acabados suaves y de afinidad para el tacto. Los rostros pueden ser muy variados en la sociedad, por lo que si existe un modelo para cada persona.

Las gafas del modelo Mosevic presentan unos brazos flexibles para que no ajuste demasiado en el rostro. Los modelos de otras marcas comerciales pueden incidir de forma negativa en la sien.

Se está estudiando la posibilidad de que se realicen modelos personalizados. Es decir aquellos que les gustan los diseños únicos y exclusivos pueden ver en Mosevic un aliado estratégico en la escogencia de un complemento.

La plataforma de Mosevic quiere ingresar en las ventas de las gafas por la red. Que en cualquier parte del mundo una persona puede hacer sus pedidos y disfrutar de unos complementos faciales de referencia.

Mosevic explica, «al reciclar cantidades relativamente pequeñas de tela de mezclilla en gafas de sol, no estamos resolviendo el problema del desperdicio de moda, pero nos gusta pensar que estamos demostrando que donde hay voluntad y un poco de ingenio (bueno, bastante), hay una manera de reducir el desperdicio».

Cualquier compra de unas gafas de reciclaje están diseñadas con toda la paciencia necesaria. No existen presiones para que salgan en masa por lo que se garantiza la calidad en el diseño.

Mosevic es realmente una opción de consideración obligada en estas últimas tendencias de la moda. Y lo mejor es que se utiliza material de desecho para darle un segundo uso. Sin olvidar mencionar que económicamente es muy rentable.

Las gafas de sol de Mosevic quedan bien en hombres y mujeres. Adultos contemporáneos y sexagenarios también quedan muy coquetos con estas gafas.

Las gafas para el sol no serian las únicas que esta iniciativa quiere mantener. Se está pensando en adicionar monturas de reciclajes para lentes de lectura.

Esto pudiera ser el futuro de las compañías que ofrecen gafas de sol, ya que pueden ofrecer un producto de calidad, aminorar la contaminación ambiental y presentar una opción laboral a las comunidades. Todos salen ganando con Mosevic.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *