ANIMALES

Perrito se reencuentra con sus dueños luego de 6 años viviendo en las calles

El encuentro fue muy emotivo.

Por las calles de Sumter, Florida caminaba sin rumbo fijo un pequeño perrito chihuahua que había tenido un hogar. Por razones que se desconocen, el canino había quedado en esa condición, buscando entre la basura algo que llevar a su hocico cada día.

Al parecer en su memoria no se había desvanecido el recuerdo de sus anteriores dueños, pero no encontraba forma de volverlos a encontrar. Afortunadamente, las casualidades hicieron posible que se diera un emotivo encuentro después de seis años sin verse.

El pequeño canino fue encontrado por un señor que observó al chihuahua sin techo y decidió ayudarlo. De forma inmediata lo llevó a un refugio que hiciera lo propio por el perrito. Se encontraba lleno de insectos, delgado y un poco sucio. Cuando vio a uno de los voluntarios, se emocionó hasta el punto de saltarle encima. Otra voluntaria llamada Claudia Labbé mencionó «Prácticamente, saltó a este chico, como diciendo: ¡Ayúdame!, ¡Ayúdame! Estaba tan feliz de verlo.

En el refugio para animales, el chihuahua presentó un carácter muy dócil. Los profesionales hicieron lo propio para averiguar si el perrito tenía un microchip. En la búsqueda encontraron la dirección de sus anteriores dueños y sus respectivos números telefónicos.

La información encontrada mostró que los anteriores dueños se encontraban a más de 225 millas del santuario específicamente en Naples, Florida. «Alex» era el nombre que aparecía en dicho registro, el cual fue usado por los voluntarios del centro.

Los del refugio llamaron inmediatamente a la familia de Alex quienes no podían creer lo que pasaba. Y es que ellos ya habían dado al pequeño chihuahua con una mejor vida. Nada raro de pensar cuando habían pasado más de seis años sin verlo.

La sorprendida familia contó para una red social, que Alex tenía dos meses cuando lo adoptaron. En el hogar estaba un perro llamado Thunder que forjó una relación afectiva con el pequeño chihuahua. Cuando Thunder fue llevado a vivir con la abuela de la familia, Alex hizo un agujero debajo de la cerca de su patio y salió, probablemente en busca de su hermano canino.

A pesar de que la familia hizo todo lo posible por encontrarlo, no hubo indicios de Alex por varios años. Cuando la familia recibió la respectiva llamada, no lo podían creer. El personal del refugio describe el encuentro de esta manera:

«Todos estaban emocionados, incluido el personal. Esto es lo que motiva a todos, porque las mascotas son familia». Tiempo después, Alex se reencontró con su hermano Thunder para no separarse jamás.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *