ANIMALES

Perrita se niega a dejar a su mejor amiga elefanta que está pronta a dejar este mundo

Al parecer el paquidermo y la canina mantenían una amistad ejemplar.

En Boon Lotts Elephant Sanctuary se le da acogida a los elefantes que no cuentan con un sitio seguro para vivir. Y es que los paquidermos en Tailandia, son grandes afectados por la caza de su especie.

En medio de sus inmediaciones, se desarrolló una amistad muy singular entre una elefanta llamada Boon Thong y una perra que responde al nombre de Pancake y a quien le pertenece a la dueña del santuario.

Boon Thong era una super-viviente de treinta años de tratos negativos por parte de sus anteriores dueños que se dedicaban al entretenimiento de turistas. En Tailandia esta es una práctica habitual, ya que de esto depende la economía de un sector importante de ese país.

A pesar de que Boon Thong manifestaba evidencias de tratos negativos como un ojo que no servía, orejas con afectamientos y una deformidad en la espalda, aun así quería seguir viviendo. Desde que llegó al santuario, Pancake percibió los afectamientos que llevaba en el alma la elefanta y decidió no soltarla en ningún momento.

La historia de la canina era un poco parecida a la de Boon Thong. Había sido dejada por sus dueños y estaba en una condición de calle hasta que Katherine, una de las encargadas del santuario la adoptó. Quizás eso fue el condicionante para empezar una buena amistad.

La felicidad de Boon Thong duró poco. Después de cumplir sesenta años empezó a tener diferentes afectamientos a su salud. Sabiendo que ya su vida llegaba a su final, decidió tumbarse en el suelo, como de forma natural hacen los paquidermos al final de su vida.

Una vez allí Pancake se le acercó y se acostó al lado de la elefanta. Al ver esa escena, Katherine decidió acompañar a las dos amigas al momento final de la vida de Boon Thong. Miembros del santuario observaron como por aproximadamente nueve horas la mujer acompañó a la elefanta.

Durante todo ese tiempo la perrita no se apartó, se expresó en algunas ocasiones y no quiso ni siquiera probar comida durante el tiempo mencionado. A veces la verdadera amistad llega tarde. Finalmente, Boon Thong partió de este mundo y fue puesta bajo tierra en las inmediaciones del Boon Lotts Elephant Sanctuary dejando una marca en el corazón de Pancake y su dueña.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.