ANIMALES

Joven salva a una leona ‘bebé’ y ella le agradece con abrazos toda su vida

La felina y un hombre de 34 años son los mejores amigos.

Los animales pueden generar un vínculo muy fuerte con los seres humanos. Cuando se trata de los animales domésticos es un poco más sencillo desarrollar cualquier relación, pero no ocurre lo mismo cuando se trata de un depredador natural.

Esto es lo que precisamente ocurre cuando Sirga una leona joven y fuerte observa a Valentín Gruener abalanzándose de una forma increíble en la humanidad de su cuidador. El abrazo singular no presenta un riesgo alguno para el ser humano.

Todo empezó en el año 2012 cuando la pequeña felina fue rescatada por Valentín, en medio de la condición de abandono de su madre quien dejó de alimentarla por razones desconocidas. Para el rescatista fue amor a primera vista.

Una vez rescatada fue puesta en el Modisa Wildlife Project en Botswana, donde Valentín presta sus servicios junto a su compañera de vida Sarah, quien se acostumbró a observar los abrazos efusivos entre los dos amigos. Muchas veces comparten una caminata en las horas donde el sol es más tolerable.

«Supongo que Sirga piensa en mí como un mejor amigo. Le encanta darme un gran abrazo. Ella frota mucho su cabeza contra la mía, como un gato doméstico. Sirga nunca ha sido mal humorada conmigo, pero tengo un gran respeto por el poder que tiene. Estoy seguro de que ella sabe que soy muy diferente” menciona Valentín mientras sonríe.

Valentín agregó: ‘Supongo que Sirga piensa en mí como un mejor amigo. Dudo que ella me vea como otro león, si no simplemente como su pareja con quien ha pasado los últimos 10 años. A Sirga le encanta estar en sus 2.000 hectáreas conmigo, cazar es su actividad favorita, pero no tanto la parte de acabar con vidas, sino seguir a los animales en silencio y luego darles una buena corrida».

«A menudo ni siquiera llega a correr y Sirga simplemente sigue de cerca y nos sentamos y miramos mientras los animales no tienen idea de que estamos allí, ese es su momento favorito, creo.» Menciona Valentín recordando este comportamiento realizado por más de una década.

Valentín encabeza el Proyecto de Vida Silvestre Modisa para proteger 7.500 hectáreas de terreno que sirve de hábitat de algunas especies. Dentro de este mencionado perímetro también existe la posibilidad de albergar huéspedes de todo el mundo que vengan y experimenten la vida salvaje.

Las rutinas entre los dos amigos van desde el abrazo donde la felina frota su cabeza por todo el rostro de Valentín y salir a cazar. El cuidador comenta: «También le encanta ponerse de pie sobre sus patas traseras y darme un gran abrazo cada vez que la veo. Sirga deambula por su área y actúa como cualquier león salvaje. Ella caza y yo me uno».

Este tipo de acciones están siendo publicadas en un podcast, para el entretenimiento de los amantes de los animales. Siempre será un espectáculo ver interactuar a una hermosa leona joven, abrazar con ímpetu y sin causar afectamientos a un simple ser humano.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *