NOTICIAS

Mamá guía a personas hasta su caja para que salven a su gatito con condición especial

Uno de los gatitos tenía un ojo afectado.

Kris y Kia Papiernik viven en Filadelfia, Pensilvania (Estados Unidos), en donde se dedican al cuidado de felinos callejeros. Esta bella labor ha sido posible gracias al apoyo de la organización de rescate Kolony Kats, la cual funciona sin fines de lucro.

La historia descrita a continuación está llena de ternura y sirve de inspiración de aquellos que de alguna u otra manera quieran apoyar esta noble causa. Y es que no todos los días se puede decir que se salvó la vida de una gata y sus bebés.

Kris narra lo que ocurrió el día del rescate, iban en su auto y notaron que una gata cruzaba la calle. Para este matrimonio dar ayuda en situaciones como esta es algo muy natural. Así que, sin pensarlo, bajaron del auto para darle de comer. Notaron que la minina tenía signos de estar en estado de lactancia.

Aunque al principio estaba un poco temerosa, luego entró en confianza con Kris y Kia. Así que ellos decidieron esperar en el auto para fijarse en qué dirección tomaría la gata, así poder socorrer los recién nacidos.

Vieron que se encaminó a una casa, en el porche se encontraba una caja de cartón y dentro estaban los gatitos bebes. Eran un total de cuatro pequeños, solo que uno de ellos nació con un afectamiento facial. Tanto su ojo izquierdo como parte de su hocico se encuentran desviados.

Como el dueño de la casa les dijo que ella estaba de paso, entonces Kris decidió llevársela para cuidarla y eventualmente dar en adopción a los gatitos. Todos recibieron atención veterinaria.

“El dueño de casa estuvo de acuerdo. Regresamos al día siguiente y recogimos a esta pequeña familia. Fue entonces cuando notamos que teníamos un gatito especial”, aseguró.

Una voluntaria llamada Roe se encargó de la ubicación de todos incluyendo a la mamá, quien ahora se llama Eleanor. El gatito especial se llama Kurduroy, y, aunque no es tan grande como el resto de la camada (Koko, Kelsi y Kirby) su condición especial no le ha restado encanto a su personalidad.

Se llevan muy bien y su mamá está muy pendiente de protegerlos ante cualquier riesgo, no los pierde de vista ni un instante, así se asegura de que están bien. Kris se siente satisfecho de haber hecho lo correcto una vez más, así pudo evitar que la historia de esta familia gatuna terminara de forma negativa.

Actualmente se encuentran lejos de cualquier situación que pudiera poner sus vidas en riesgo. Ni el frío,el hambre y el maltrato estarán presente en la vida de ellos. Ya falta poco para que sean dados en adopción a personas que realmente aman a los animales, sin importar su especie o condición física.

“Mamá es absolutamente amorosa. Me deja tocar a sus bebés y me abraza mientras la abrazo. Los gatitos ahora pesan más de una libra y están increíbles. Eleanor se asegura de que estén bien alimentados y bien cuidados”, cuenta Roe sonriente.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.