ANIMALES

Tiburón se acerca a toda prisa a un buzo para pedirle que le salve la vida

El hombre no podía creer que era requerido por el rey del océano.

El depredador más temible del océano es sin duda el tiburón. Este hermoso animal de figura imponente, es la representación física del poder dentro del mar. Por lo que verlo en una posición amigable no es muy común, como le ocurrió a Josh Eccle.

Sé encontraba el experimentado buzo en las aguas profundas del Océano Atlántico, cuando vio como un tiburón se acercaba a él, pero no en un aspecto maligno. Al parecer el escualo necesitaba ayuda de Josh y este no lo podía creer.

A pesar de que Josh sentía temor, no se dejó llevar por eso. En plena interacción con el gran pez se dio cuenta de que un anzuelo le hacía efecto en su piel. El metal estaba en el vientre del solicitante de ayuda.

Para Josh esta era una oportunidad única, no sabía si después que ayudara al tiburón, este respondiera de una manera negativa. También se imaginó en ese momento el sentir en su piel que tendría este gran pez que se obligó a pedirle ayuda a un humano.

Todas estas atenuantes estaban en la mente de Josh cuanto el tiburón venía hacia él. También el temor intentó apoderarse del cuándo el depredador lo tocaba con su cabeza. Tomando un segundo impulso y cobrando valor, le sacó el anzuelo al escualo.

El tiburón al sentirse libre del dolor le dio una frotada a Josh en señal de agradecimiento y se marchó. Historias como estas se han conocido por parte de otros buzos, lo que permite pensar que la reputación de este pez quizás deba considerarse.

Esta experiencia de Josh es muy parecida a lo que sucedió en la Isla del Socorro, en la costa de México cuando una red de pesca tenía sujeto a un tiburón. Esto fue observado por unos buzos y decidieron dejarlo en libertad. Cabe destacar que muchas de estas redes son abandonadas y dejadas en el mar.

Para Josh esta experiencia fue realmente singular. Pero para el resto de la humanidad aún no puede asimilar lo difícil que es convivir con otras especies sin afectarlas. Cuando el ser humano entienda su situación y su ubicación en el ecosistema podrá ser civilizado y mejorar como individuo.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *