ANIMALES

Perrita corre para salvar a su compañera de 14 años que descendió a la piscina

El perrito descendió al agua por su falta de visión.

Los animales nunca dejarán de sorprendernos y eso fue lo que precisamente ocurrió en la historia de dos amigas caninas. Se trata de dos perras adultas, Luna (Pitbull) y Caipirinha (Pastor alemán) las cuales son inseparables. Un día Luna caminaba alrededor de la piscina de la casa, pero como tiene problemas visuales no se percató de que se encontraba en la orilla, perdió el equilibrio y descendió al agua.

Por fortuna para Luna, Caipirinha estaba cerca y pudo darse cuenta de que la vida de su amiga se encontraba en peligro. De inmediato ayudó a Luna a salir de la piscina. Los dueños de la casa observaron las acciones heroicas de su mascota gracias a un sistema de cámaras.

Julieta Firpo, la dueña de las perras se encontraba dentro cuando de pronto ve que Luna entra con el pelaje humedecido y se extraña porque esta perra no suele ser muy juguetona y menos con agua. Así que ella empezó a pensar que algo tuvo que haber pasado.

La cámara grabó el momento en que Luna descendió a la piscina y de cómo su determinación por salir de ella no daba resultado. Pero, cuando Capirinha la vio, no dudó en correr para rescatar a su hermana, si no hubiese actuado con tanta premura, lo más seguro es que Luna no estaría entre nosotros. Y Julieta, si no es por el video captado por las cámaras de seguridad, no hubiese entendido lo que ocurrió.

Desde que a Luna se le han hecho más evidentes los efectos de la vejez, Caipirinha ha adoptado un papel de favorecedora de su amiga y hermana. Por eso, cuando ella apenas nota que Luna por alguna razón podría salir afectada, acude de inmediato en su ayuda. Julieta cuenta: «Vimos el video y no podíamos creerlo». Está en constante atención para ayudar a Luna.

Una vez queda demostrado que la naturaleza animal nos puede dar grata sorpresa y hasta dejarnos lecciones de vida, que bien pudiéramos aplicar con el trato hacia la gente que nos rodea. El amor de Caipirinha por su hermana y mejor amiga Luna, no solo le salvó la vida, también estrecharon sus lazos de amistad.

Además, en la familia, esta hermosa perrita es mucho más que la consentida. Julieta Añadió: «Caipirinha ya era la niña mimada de la casa. Ahora, ella es nuestra héroe». En casa, todos la hacen objeto de su amor. Y es que cuando el amor sobrepasa los temores, emergen los héroes anónimos.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *