ANIMALES

Guardabosques encuentra a un animal esperando por ayuda en medio de la carretera

Al principio pesaba que se trataba de un mapache o un zorrillo, pero no era así.

Un guardabosques divisó una silueta de lo que se pensaba que era un mapache u otro animal, ya que en esa área son muy comunes. Sin embargo, lo que menos esperaba era que se tratara de otro animal.

Se dirigían por una vía montañosa a 8 km de la carretera, a lo lejos divisaron una silueta. Era un diminuto cuerpo sobre el camino, por su lenguaje corporal en seguida se dio cuenta de que estaba muy temeroso. En el bosque sobran los peligros para un animal como este y casi todo a su alrededor puede ser un riesgo para su vida.

Es muy probable que la persona que lo dejó le haya dado malas experiencias, porque cuando intentó tomarlo la primera vez, estaba muy nervioso y escurridizo. El guardabosques tuvo que ofrecerle algo de comer para que se pudiera acercar con confianza, solo así pudo lograr su primer contacto con el noble perrito.

Lamentablemente, experiencias como esta se repiten a diario. Así que lo que pasó con este pequeñín, es tan solo una de las tantas veces que un animal es dejado a su suerte. Lo tomaron, lo llevaron al veterinario, y efectivamente, tenía varios huesos afectados. 

El perro que ahora se llama Smokey, se encuentra a salvo, gracias a la labor de estos guardabosques, que pertenecen a la tripulación de fuegos forestales del condado de Archuleta. Los habitantes de la zona se sienten bien por estos héroes, y no solo ellos, sino que también los animales que son dejados a su suerte, pueden contar con una mano amiga.

Como es un lugar apartado, no pudo haber llegado solo, así que concluyeron que tuvieron que llevarlo allí para luego de forma premeditada dejarlo. Para su alegría, no pasó mucho tiempo en la soledad. La patrulla iba pasando y pudo rescatarlo, ¡qué alivio debió sentir!

Era tan pequeño, Eddie Tobin Explicó: Una vez que nos acercamos, levantó la cabeza y nos miró. Pensamos, ‘Santo cielo, es un perro’. Los funcionarios no podían creer que este animalito estuviera en esas condiciones y en ese lugar. Tanto Tobin como su novia decidieron adoptar a Smokey, así que ya no estaría solo nunca más.

Eddie cuenta: «Estábamos un poco sorprendidos de que él estuviera vivo y solito acostado allí». Eddie se le acercó lentamente, pero estaba tan asustado que no se dejaba tocar. También dijo: « Tuvimos que sentarnos con él durante unos 20 minutos y darle de comer trozos de una barra de granola para incluso tocarlo”.

Eddie aseguró: «Después de una noche en la oficina del veterinario, lo llevamos a casa y nos enamoramos, decidimos quedarnos con él«. Aunque el pasado de Smokey es triste, se topó con las personas indicadas, las que no solo lo rescataron sino que le dieron un lugar seguro donde vivir y con compañeros de aventuras y amigos inseparables.  

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.