ANIMALES

Rottweiler recibe a un cachorrito rescatado de la calle y decide criarlo como propio

El pequeño canino no contaba con una fuente de calor cercana.

En las frías calles de Ucrania se encontraba un pequeño cachorro al borde de perder la vida por el frío. Aunque se desconocen las razones por la cual fue abandonado, unos voluntarios de Ron Project lo llevaron a una clínica veterinaria para poder salvarlo de esa condición.

Los voluntarios le dieron el nombre de Archie y le asignaron un hogar temporal para completar su recuperación. En dicha casa hogar, se encontraban una Rottweiler y un Golden, pero fue la hembra la cual acogió al cachorro como si fuera su madre.

Remy es el nombre de la inmensa canina que cuida como si fuera suyo a Archie. Es tanto el interés que le pone a sus cuidados que al principio el otro perro se puso desconfiado. Pero como los Golden por naturaleza tienen un buen carácter, no dudó en entender que era una situación normal y la paz empezó a reinar dentro del hogar.

Archie es muy juguetón y curioso, esto le ha hecho entrar en muchos problemas, pero en la mayoría de las dificultades Remy lo salva y hasta lo disciplina de forma comedida. En ningún momento pone en riesgo la integridad del pequeño.

Las primeras horas en que el pequeño canino estuvo cerca de los perros antes mencionados, no mostró ninguna evidencia de temor. Parecía que los conocía de toda la vida, hasta el punto de robarse el corazón de Remy. Cabe decir que esta perra tiene un carácter afable, pero se hace respetar con su aspecto.

Los voluntarios del santuario para animales disfrutan mucho observar la adaptación de Archie a lo que hoy representa su universo. En algunas ocasiones que el cachorro es disciplinado para corregir algún mal habito, Remy está allí como si fuera con ella la corrección.

Archie es un batallador innato. Las bajas temperaturas que tuvo que soportar siendo un cachorro estaban por debajo de los -16 grados centígrados no le segaron la vida. Por lo que el estado actual de este perro llena de satisfacción a los voluntarios del centro.

Esta historia es inspiradora en varios sentidos. Por un lado, las ganas de vivir de Archie, y por otro destacar el carácter de una Rottweiler que es demasiado amorosa. Lejos de la reputación de la raza es una madre responsable y feliz.

Luego que la historia se conoció por las redes sociales, una persona llamó al centro y le mencionó como alguien dejó al pequeño cachorro en plena nieve. Un corazón así no merece ni siquiera una mención de su nombre. Ojalá la vida no le cobre esta acción.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.