ANIMALES

Hogar recibe a un perro de 16 años que nadie quería adoptar por ser ‘demasiado viejo’

Aunque no le queda mucho tiempo de vida, el canino lo está aprovechando de la mejor manera.

La edad avanzada es la principal razón por la cual una mascota no consigue un hogar donde se le brinde amor. Este también es el motivo por el cual muchos son dejados a su suerte en las calles o simplemente son internados en un refug¡o para animales.

Este parecía que era el destino para Henry un perro longevo de más 16 años el cual no había sido acogido por ninguna familia adoptiva. Pero para sorpresa de los trabajadores del centro de atención de mascotas, el canino fue adoptado.

Al principio Henry era un tanto desconfiado con su nueva dueña. Al parecer, dentro de su cerebro no existían posibilidades de salir del refugio. Además, su visión está afectada y no puede oír muy bien, pero muestra cierta fortaleza para desplazarse.

Henry ahora cuenta con un espacio para correr. Responde a los mimos de parte de su cuidadora y disfruta de muchas siestas durante el día. La persona que lo adoptó ha documentado todo en una cuenta de Instagram.

A veces con un poco de cariño el aspecto puede mejorar. Henry ahora disfruta de un pelaje mucho más sano y su salud se encuentra muy bien. El carácter también se han visto mejorado, interactuando de mejor manera con cualquiera que se tope con él.

Aunque esta historia pudiera ser muy corta, Henry ha disfrutado de sus últimos días de una forma especial. Ser adoptado en circunstancias donde no existían esperanzas, es una razón para meditar. Sin duda, durante estos años es donde más se necesita amor.

Adoptar es mejorar la vida del adoptado no la propia y eso fue lo que ocurrió con Henry. Nadie debería envejecer sin amor y mucho menos unos seres que son capaces de amar sin reservas. Sin duda, la dignidad es un privilegio.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.