ANIMALES

Chico de 17 años abre un santuario para animales sin hogar

Desde niño entendía cuál era su papel en la vida.

Cada vez que Eduardo salía de su casa y paseaba por su ciudad natal de Anápolis, Brasil se encontraba con algún animal callejero. Perros, gatos o cualquier otro recibían por parte del joven algún gesto de bondad que en algunos casos, terminaban en las puertas de su propio hogar.

Fueron muchas las veces que este tipo de acciones le trajo algún problema con alguien dentro del núcleo familiar. Y es que las discusiones relativas al espacio domiciliario y al presupuesto no se hacían esperar cuando Eduardo adoptaba a un animal de calle.

Así que con tan solo 17 años decidió alquilar una pequeña casa que le sirviera de refugio para los animales en condición de calle. El lugar cumplía con las exigencias del caso en las primeras instancias, pero luego pasó a ser muy pequeño por la cantidad de caninos bajo su cuidado.

Como parte de este proyecto fundó el Instituto Edupacoca para pedir las respectivas donaciones para el mantenimiento del lugar. Ahora como el número de animales ha aumentado de forma exponencial se ha puesto en el deber de encontrar otra locación.

El actual santuario queda a una distancia de aproximadamente 30 kilómetros del domicilio actual de Eduardo, el cual recorre esa distancia todos los días para alimentar a sus animales. Además, aprovecha el recorrido para dar publicidad a lo que está haciendo.

«Quiero que el Instituto se convierta en algo mucho más que un refugio. En el formato de guardería recreativa, quiero hacerlos felices y saludables para que puedan ser adoptados» mencionó el joven emprendedor.

Eduardo tiene en la actualidad 18 perros, 10 gatos y dos conejos. Y aunque no existe mucho capital para llevar a cabo sus sueños, en la página web que utiliza para recibir las donaciones, menciona la posibilidad de ampliarse, lo que indica que esto aún está en gestación.

«¡En la parcela de 2000 metros cuadrados se construirá una perrera, un criadero, un espacio de ocio para animales e incluso un lago! ¡Todo por el bienestar de las mascotas!. ¡Construyamos otro gran sueño juntos!, menciona el joven en la página referida anteriormente.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.