ANIMALES

Hombre sin techo cruza casi todo el país rescatando perritos sin hogar

No tiene un techo propio pero si mucho amor que repartir.

En el año 2001 Steve perdió todo lo referente a posesiones materiales, pero nunca se dio por vencido en sus ganas de vivir. Aunque su objeto más preciado es su bicicleta, no ha dejado de ayudar a más de 50 perros de la calle en los últimos catorce años.

Su historia ha conmovido a muchas personas que han visto con sus propios ojos lo que hace este ser humano. En un recorrido desde el estado de California hasta Indiana lo acompañaron aproximadamente 11 caninos, que son como sus amigos.

Como Steve es una persona determinada, no pasa por su mente la idea de dejarlos en ningún momento. Los alimenta los atiende y sobre todo juega con ellos.

Un día una mujer llamada Alicia Edrington observó a Steve en pleno recorrido. Como le dio curiosidad se entrevistó con él para conocer más de cerca esta situación.

Edrington consiguió fondos para Steve para que pudiera pasar unas noches de forma cómoda. La familia de esta mujer también se implicó en estas acciones, teniendo como resultado una experiencia muy interesante.

Lograron encontrar un hotel que diera alojamiento a todos los perros y donde la bicicleta estuviera guardada. Después de más de 2000 kilómetros recorridos esta peculiar familia iba a tener techo por unos días.

Al hotel se aparecieron miembros del Santuario de Animales de West Memphis con una equipación de comida para canes, correas y arneses para perros.

La organización antes mencionada prometió hacerle seguimiento a Steve para seguir ayudándolo de una forma sistemática. Quedará por verse si es posible cumplir con esta tarea.

En total solo fueron dos noches las que Steve paso con la manada en un hotel. Luego tomó su bicicleta y siguió su camino.

El mundo necesita más personas como Steve. Dispuestas a mostrar amor en medio de cualquier circunstancia negativa.

Según un colaborador con el mencionado centro, encontró a los perros en muy buena condición física. Comen bien y tienen suficiente actividad física, pero sobre todo no les falta amor.

Steve no tiene problemas en dar en adopción a alguno, pero deben asegurarle que lo atenderán bien. Para este singular ciclista no hay razón para abandonar algo que forma parte de tu vida.

Steve pudo canalizar su perdida de una forma singular. Esta historia ha sido muy interesante y sin duda inspiradora.

Afortunadamente, luego de que la historia se hiciera viral, unas personas decidieron recolectar fondos en un sitio web con el fin de comprarle un terreno a Steve donde pudiera instalarse con sus perritos y su compañera. Esto señalaron en el último comunicado: Hola a todos Sé que han pasado un par de semanas desde la última actualización, pero como sabemos nada sucede de la noche a la mañana. Ellos están ahora en una casa propia en Indianápolis junto con todos sus furbabies. Steve y Volena se han convertido en residentes de Indiana, ya que ambos han pasado los requisitos de dvm para obtener la licencia de conducir.

En conclusión, Steve ahora goza de una nueva vida, acompañado de su esposa y sus amados animales.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.