ANIMALES

Mujer transforma su casa en un ancianato para perritos ancianos que fueron dejados

El espacio funciona de la par con una institución benéfica.

Whispering Willows, en Hermitage, Missouri, opera desde el 2017 y le debe su inicio a la necesidad que tenía Valerie Reid de dejar bajo el cuidado de los profesionales a un longevo perro Dóberman que no podía ser cuidado por su envejecido padre.

Ante esta situación común en muchos lugares, pensó que la solución era cambiar su hogar por un ancianato para caninos que se encuentran en esta desafortunada situación. Desde ese momento su vida cambio para siempre y la de los perros que están a su cuidado también.

«Los perros viven con nosotros abiertamente y van entre los dos edificios. Dondequiera que vayamos, ellos van y son tratados como parte de la familia. La mejor parte es la transformación que experimentan cuando saben que están a salvo y amados» menciona Valerie quien es también la presidente de la organización benéfica del mismo nombre.

«Quería ayudar a aquellos que estaban en una situación como la de mi padre y realmente ya no podían cuidar a sus amados perros mayores, pero luego se me abrieron los ojos a cuántos perros necesitaban ayuda. Realmente es un segmento olvidado del mundo del rescate» menciona la mujer cuya vocación fue encontrada después de vivir esa situación con su progenitor.

El mencionado centro de cuidado de caninos se encuentra en Missouri en la ciudad de Hermitage y cuenta con 3000 pies cuadrados y un edificio destinado para los perros de 1700 pies. En compañía de su esposo Valerie tiene bajo su cargo 17 empleados con un mismo fin y es hacer feliz a los perros.

Los perros cuentan con innumerables camas y espacios cómodos para su descanso, incluidas golosinas y juguetes. La intención del santuario es que los últimos años de la vida del mejor amigo del hombre, sean realmente felices y dignos.

«Abrazamos a cada uno y generalmente nos emocionamos juntos. Son miembros de la familia y todos los amamos. Ayudamos a tantos perros mayores como podemos, pero estamos abrumados con la cantidad y luego con los gastos médicos. Esperamos crear conciencia mostrando la gran necesidad de atención para personas mayores, así como la conciencia de nuestro santuario» menciona Valerie, refiriéndose a su actividad en el centro.

«Nuestra visión es ayudar a las personas a prepararse para el final de la vida, ninguno de nosotros tiene garantizado el mañana. Podemos despedir a nuestros mayores con comodidad y amor». Finalizó Valerie.

Whispering Willows ha acogido a más de 790 perros hasta que pierden la vida. Durante estos últimos cuatro años, han sido muchas las experiencias que ha vivido el personal del mencionado santuario y nunca un día se parece a otro, lo único que se repite es la felicidad.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.