ANIMALES

Perrito dejado a su suerte en un patio trasero pide con la mirada que lo salven

El canino estaba enlazado y no tenía mucha movilidad.

En Detroit, Michigan, un hombre se encontraba caminando por una calle, cuando divisó en el patio trasero de una casa a un perro que se encontraba viviendo experiencias negativas. Las condiciones del canino eran desafortunadas, por lo que era necesario tomar medidas rápidamente.

La mirada del perro era muy desolada, expresaba un sentimiento muy profundo mientras estaba enlazado con una caddena de metal. Cuando se le acercó el señor, el canino imploraba ayuda con su tierna mirada.

En poco tiempo se lograron comunicar con R. Dogs Detroit, quien atendió el llamado de forma casi inmediata. Una mujer llamada Tiffany Perkins se aproximó al lugar para colaborar con el rescate y hacer las investigaciones pertinentes.

R. Dogs Detroit

«Se asomó, por un lado, cuando comencé a llamarlo. A medida que me acercaba, comenzó a menear su (cuerpo de felicidad). Luego empujó su peso contra nosotros para acariciarlo, parecía sentirse aliviado» mencionó Tiffany a The Dodo al ver al perrito en dicha situación, sintiendo muy conmovido el corazón.

R. Dogs Detroit

Los rescatistas decidieron llamar al canino ‘Beaker’, quien respondió de una forma muy natural, y lleno de felicidad con su nuevo nombre. Al parecer el perro había disfrutado de un buen trato antes de que a alguien se le ocurriera ponerlo en esa situación. Esto llegaron a afirmar los rescatistas al ver su carácter tan noble.

No existe forma de saber cuanto tiempo duró Beaker en esa desafortunada condición. Cuando se dio cuenta de que iba a ser rescatado, su comportamiento cambió. Se tranquilizó poco a poco, se relajó y comenzó a disfrutar de la compañía de su nueva mejor amiga, se notaba realmente emocionado con sus nuevos amigos humanos.

R. Dogs Detroit

«Cuando se soltó (…) del garaje, se (acostó en el) suelo para que le acariciara el vientre y se volvió muy juguetón» mencionó Tiffany. Como era de esperarse, la caddena que se alojaba alrededor de su cuello estaba atorada, por lo que Beaker debía ser intervenido por especialistas en la salud animal para poder retirarla de la mejor forma y sin que el animal fuera afectado.

R. Dogs Detroit

«Pasamos mucho tiempo en el automóvil esperando (la operación para retirarle la sujeción que tenía al rededor de su cuello), aproximadamente 5 horas. Incluso tomó una siesta con la cabeza en mi regazo después de un rato» dijo la mujer, que reconocía que disfrutaba mucho compartir sus mimos con este hermoso canino.

A pesar de las situaciones por las que había pasado el amigable Beaker, este sonriente animal estaba ansioso por recibir amor, y afortunadamente su deseo se hizo realidad. Ahora se encuentra en un hogar de acogida, demostrando lo feliz que es y que se está recuperando muy bien de las experiencias anteriormente vividas.

R. Dogs Detroit

«Está aprendiendo a ser un perro de interior con amor incondicional en su hogar de acogida«, menciona Tiffany. Beaker parece que olvidó todo y ahora solo disfruta compartir con sus nuevos amigos. Ellos realmente se preocupan por él, siempre están pendientes de que no le falte nada.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *