ANIMALES

Perrito va a la playa todos los días a esperar a que su dueño que perdió la vida vuelva por él

El canino no aparta su vista del horizonte como si esperara a alguien.

Jolie Mejía se encontraba con su familia visitando la costa de Punta Negra, Perú, con el fin de disfrutar de unos días de esparcimiento. En una visita a la playa, esta mujer pudo ver a un canino que se acercó al espacio donde se encontraban los turistas.

El perro parecía que estaba a la espera de que alguien llegara en algún momento en una embarcación. En primera instancia, el comportamiento canino no causó mayor inquietud, pero al siguiente día se repitió la misma escena, lo que llevo a la familia Mejía a preguntar la razón de esas apariciones en la playa.

Jolie Mejía

«Él no parecía (dejado a su suerte). Llevaba una cinta alrededor del cuello y su pelaje estaba limpio. (Parecía) esperando a su dueño, pero pasaban los minutos y nadie venía» mencionó Jolie un tanto confundida.

Jolie Mejía

Los lugareños le dijeron que el perro responde al nombre de Vaguito, y que hace un poco más de un año su dueño perdió la vida. Curiosamente, el canino asocia la ausencia de su amigo con el horizonte, por lo que lo busca a diario en la playa.

Jolie Mejía

La historia de Vaguito es conocida por la gente de la comunidad, quienes lo alimentan, lo cuidan y le brindan atención médica. El hermoso perro cuenta con el apoyo de una mujer que está dispuesta a atenderlo, permitiéndole que vaya a la playa a diario.

Jolie Mejía

Lo desafortunado de la historia de Vaguito es que ha estado esperando el regreso de su amigo por más de un año y su comprensión no le permite entender que este no volverá. Es bien sabido que la percepción del tiempo en los caninos no es la misma en los seres humanos. Para el leal perro solo ha pasado un día desde que su dueño se ausentó.

Jolie Mejía

Cuando la familia de Jolie se despidió de Vaguito, este aún mantenía los ojos en el mar. «Tengo un perro en casa. Me encantan los perros en general. Su historia realmente tocó mi corazón», mencionó la mujer, expresando en su rostro un profundo sentimiento.

Jolie Mejía

Esta historia de lealtad contada en las costas del país inca, deja como enseñanza que para ser inolvidable solo se debe tener un poco de humanidad. El vacío que dejó el amigo de Vaguito en el alma del canino no será cubierto por nada ni nadie.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *