ANIMALES

Perrito sin hogar es adoptado por transportistas y disfruta de su nuevo uniforme de trabajo

Los transportistas le han conferido al canino funciones especiales.

En una unidad colectiva que pertenece a la Cooperativa de Transporte de la ciudad Baños de Agua S. en Ecuador, trabaja un singular copiloto. Se trata de un perro de carácter afable de nombre Rabito, que viste de uniforme y que acapara la atención de los pasajeros.

El perrito ha encontrado su lugar dentro de la sociedad. Después de haber sido un animal sin hogar, hoy en día cuenta con el apoyo de todo un terminal de pasajeros. Sin olvidar mencionar que en las redes sociales ha sido protagonista de contenido viral.

Cooperativa de Transportes y Turismo Baños
Cooperativa de Transportes y Turismo Baños

La historia del tierno animal y su adopción comenzó cuando un día la unidad colectiva experimentó un desperfecto mecánico durante su recorrido. Como era de esperarse, el bus tuvo que detener su recorrido y la tripulación tuvo que esperar dos días hasta que se consiguiera el repuesto que se había dañado.

Cooperativa de Transportes y Turismo Baños
Cooperativa de Transportes y Turismo Baños

Durante ese tiempo, el canino se quedó con ellos en todo momento, como protegiéndolos de cualquier eventualidad. Allí comenzó la historia del nuevo copiloto de la unidad colectiva. Al llegar al terminal de pasajeros, algunos conductores sintieron simpatía por el perro que fue bautizado como Rabito.

Cooperativa de Transportes y Turismo Baños

«La unidad (tuvo) un desperfecto mecánico en ese sector. El perrito pasó los dos días con la tripulación en la unidad, comió y durmió allí“, mencionó John Campaña, presidente de la cooperativa, a un medio de comunicación que sintió curiosidad por la noticia.

Cooperativa de Transportes y Turismo Baños
Cooperativa de Transportes y Turismo Baños

Rabito se viste igual que los trabajadores del lugar cumpliendo la formalidad del sitio, usando una camisa manga corta y una corbata de color amarillo. Además, luce una radiante sonrisa en su rostro cada vez que alguien lo saluda.

Cooperativa de Transportes y Turismo Baños

El contar con un animal de compañía en el sitio de trabajo puede minimizar las tensiones típicas de las jornadas laborales. Esto es especialmente importante cuando se trabaja con público. Rabito es un buen terapeuta emocional, sin lugar a dudas.

La institución ha compartido una serie de fotos para dar a conocer la rutina de Rabito. Sus días comienzan con un buen baño para después vestirse e ir presentable al trabajo. Luego va a la oficina y finalmente acompaña como copiloto a uno de los choferes designados.

Salvar un animalito no cambiará el mundo, pero sí cambiará el mundo de este animalito“, dijo la cooperativa en sus redes sociales. Rabito está muy feliz con su rol y los pasajeros están muy conformes de tenerle.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *