AMBIENTAL

Un error científico podría ser la solución de la contaminación por plástico

Una pequeña enzima descompone plástico en días y podría ser la solución al gran problema que tenemos por contaminación en el planeta.

Estamos ante uno de los mayores retos ambientales y no da mas espera, ya que literalmente estamos nadando en plástico, matando la vida marina que por ingerir estos materiales tóxicos están desapareciendo las principales especies de aves y mamíferos, pero todo podría terminar gracias a una enzima mutante come plástico.

El descubrimiento se dió en 2016, la enzima mutante de una bacteria en un basurero de Japón que habría evolucionado para descomponer plásticos, luego de hacer pruebas y descifrar la estructura de la enzima bacteria el grupo de científicos logró sin buscarlo perfeccionar en un 20% para que descompongan los plásticos PET (tereftalato de polietileno) con el que se fabrica los envases de la mayoría de refrescos.

Segun The Guardian un estudio reveló que mas de un millón de botellas de plástico se venden cada minuto en el planeta. Pero únicamente se recicla el 14% y nunca vuelve a ser botellas sino juguetes o ropa. El plástico recuperado es mezclado y al ser de varias densidades y calidades el resultado no es el mas optimo haciendo que sea mas barato el petroleo para hacer nuevos PET que reciclar.

La mayoría de botellas que consumimos terminan en el océano o en otros países como Malasia, India, Vietnam o Indonesia, aunque china venia siendo el destino numero 1 hasta que impuso ciertas restricciones desde el pasado 1 de enero.

Segun las investigaciones publicadas en Proceedings of the National Academy of Sciences, los científicos afirman que se puede ir mejorando la enzima, con el objetivo de integrarla a un proceso de reciclaje a gran escala. Al descomponer las botellas, la enzima hace viable que las botellas de plástico puedan volver a ser otra vez botellas de plásticos. Apenas tarda unos días en poder desintegrarlas.

«Lo que esperamos hacer es usar esta enzima para convertir este plástico nuevamente en sus componentes originales, para que podamos reciclarlo literalmente hasta convertirlo en plástico», explicó al medio británico John McGeehan, de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido). «Significa que no necesitaremos desenterrar más petróleo y, fundamentalmente, debería reducir la cantidad de plástico en el medio ambiente«.

Los científicos buscan para la siguiente mejora de la enzima su resistencia altas temperaturas de unos 70ºC. Ya que seria mucho mas rápido poder desintegrar el plástico. La ventaja de las enzimas es que no son toxicas y se pueden producir en grandes cantidades.

Pero la principal medida siempre seré desde la fuente ya que el PET representa el 20% de la producción de plástico en el mundo. Los invitamos a medir el desenfrenado consumo que tenemos sobre los plásticos de un solo uso y buscar nuevas alternativas para que desde cada uno de nosotros seamos parte de la solución.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *