NOTICIAS

El angustiante video de un oso polar agotado tras caminar 700 kilómetros

Los residentes de una aldea ubicada al extremo oriental de Rusia llamada Tilichiki, divulgaron que vieron a un oso polar perdido a cientos de kilómetros de su ecosistema natural.

Los medios de comunicación de ese país afirmaron que el animal tenía un aspecto de estar exhausto. Evidentemente el oso caminó desde Chukotka hasta Tilichiki, al rededor de unos 700 kilómetros al sur de su habitad natural según señala The Guardian. El video que se hizo viral rápidamente fue captado por los habitantes de la zona.

Los expertos señalan que el animal pudo haber perdido su sentido de la orientación. «Debido al cambio climático, el Ártico se está calentando«, afirmó Vladimir Chuprov integrante de GreenPeace Rusia. «El hielo está retrocediendo, y los osos polares buscan nuevas formas de sobrevivir. Y la forma más fácil es llegar a la gente»

@Alina Ukolova

En la filmación se ve cómo el oso sale del agua y camina por la nieve. Por otra parte, en otras imágenes se observa como un hombre le tira pescado al animal, que se muestra agotado y no presta atención a la presencia humana.

Las autoridades encargadas de la aldea se encuentran planeando la metodología para llevar al animal de vuelta a su ecosistema natural. Se habla de usar un sedante para dormir en el mamífero y trasladarlo a Chukotka en un helicóptero.

@Alina Ukolova

La dependencia de estos animales a el hielo los hace bastante vulnerables a los efectos negativos del cambio climático. Esto los está llevando a emigrar en busca de comida.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

One Reply to “El angustiante video de un oso polar agotado tras caminar 700 kilómetros

  1. Es absurdo , que estos argentinos lleguen a tal decisión solo por no invertir en refugios para salvar la vida de estas criaturas que si bien son el resultado de la fatiga de cuidar de la infertilidad de sus mascotas, les sugiero que dejen de derrochar dinero en fútbol, y inviertan en educación , para que se den cuenta el valor de la «vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *