ANIMALES

El ritual de santería que está extinguiendo a los colibríes

Si alguna vez haz ido con un «brujo» a pedir un «amarre amoroso» debes enterarte que estás apoyando la extinción del colibrí.

Para nadie es un secreto que el «hechizo» más solicitado a personas que se dedican a la brujería; es el amarre. El cual consiste en conseguir que una persona se enamore de otra por medio de un ritual marcado con el cuerpo de colibrí. Lo que está teniendo graves consecuencias en el ecosistema.

Existe un sin fin de rituales que se realizan en el mundo, cada uno tiene su propio origen de conocimiento y distintas creencias culturales. Algunas personas deciden «creer» y otras no; lo que realmente nos afecta es lo que le están causando a los animales por una creencia.

Estos rituales son uno de los principales causales de trafico de especies en peligro, sean vegetales o animales. El principal caso es el del colibrí, una pequeña ave originaria de Ámerica, destacada y reconocida por la velocidad se sus movimientos, sus plumas brillantes, y su largo pico, producto de la evolución de la especie para tener la capacidad de alimentarse de flores.

Desde hace al menos 10 años, los indicios para entender la drástica disminución de las 343 especies de colibríes que existen en el continente, dirigen claramente hacia el comercio ilegal con fines de santerismo. El principal importador de ésta exótica ave es el país de EE.UU donde sus cuerpos sin vida son utilizados en rituales como el vudú y otro tipo hechicería.

El famoso «amarre amoroso» practicado con colibríes es muy conocido: Para la preparación del hechizo utilizan dos aves, una hembra y un macho, los colocan juntos y la mayoría de veces envueltos en ropa interior de la persona a la que se dirige el «amarre», luego colocan esto en una bolsa de color rojo y se riega miel encima.

Según un reconocido investigador de National Geographic, Rene Ebersole, especialista en el trafico de aves afirma que un colibrí sin vida puede costar entre 40 y 50 dolares, y el ritual podría costar al menos 500 dolares.

Pero aquí no llega todo…

Según varias creencias populares, comer el corazón cocinado de un colibrí es un «remedio milagroso» para cardiopatías, y para controlar la epilepsia.

El uso de los colibríes es sumamente amplio según las creencias, los brujos, y los que trafican con este animal, se aprovechan de la desesperación de las personas y compradores ignorantes, lucrándose así con especies exóticas en peligro de extinción.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *