ANIMALES

Una especie extinguida regresó a la vida miles de años después

Como por ‘arte de magia’ volvió a la vida el rálido de garganta blanca que se creía extinto al hundirse la isla de Aldabra en el océano indico.

Cientificos del Reino Unido aún no se explican como sucedió, esta ave no valorada se había extinto hace 136.000 años y vuelve aparecer después de miles de años según afirma una investigación publicada en Zoological Journal of Linnean Society.

Este rálido de garganta blanca habría migrado de Madagascar y logró establecerse en el atolon de Aldabra a unos 500 km más al norte, en el corazón del océano indico. Al perder su capacidad de volar se quedó en ese lugar hasta que el territorio quedó bajo las aguas, debido al incremento del nivel del mar.

Investigadores de la Universidad de Portsmouth y del Museo de Historia Natural de Londres (Reino Unido) lograron recopilar fósiles de al menos 100.000 años de antigüedad, época en la que los niveles del agua bajaron y la isla fue poblada por las aves de nuevo.

Lo que hizo posible comparar los fósiles de ambos periodos y ver las características de las alas que demostraba su incapacidad para volar, igual que los huecos en los tobillos, lo que significaba que una especie de Madagascar dio origen a las dos especies de rálido no volador que habitaron el mismo lugar.

Un caso único

«Estos fósiles únicos proporcionan evidencia irrefutable de que un miembro de la familia colonizó el atolón, probablemente desde Madagascar, y en cada ocasión perdió la capacidad de volar«,explicó Julian Hume, paleontólogo del Museo de Historia Natural, quien destacó que los fósiles muestran la «capacidad de estas aves para colonizar con éxito islas aisladas y perder la capacidad de vuelo en múltiples ocasiones».

Aún no se conoce un caso similar de alguna ave que demuestre este «fenómeno» comento David Martill, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Portsmouth, 

Además, expresó que únicamente en Aldabra «existe una evidencia fósil disponible que demuestre los efectos del cambio de los niveles del mar en eventos de extinción y recolonización».

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.