ANIMALES

Hombre sin hogar fue ingresado en urgencias y sus 6 perros lo esperan día y noche afuera del hospital

Estos peludos una vez más demuestran ser la mejor compañía del hombre.

Esta historia es realmente conmovedora, Luiz jamás ha recibido ayuda del gobierno ni de su familia, su única compañía y ayuda es la que recibe por parte de estos fieles compañeros

A ellos poco les preocupa la situación económica o como se vea su dueño, lo único que les importa es que les den mucho amor, y bueno, un poco de comida.

Luiz es un habitante de calle de Cianorte, Brasil, quien padeció un grave derrame cerebral y fue trasladado al hospital de Santa Casa donde estuvo recuperándose por 24 horas.

Los perros llegaron al hospital persiguiendo la ambulancia que trasladaba a luiz, hasta que llegaron a la puerta y ahí se quedaron entre ladridos y aullidos confundidos por lo que podía estar pasandole a su dueño.

A pesar de no poseer nada, este hombre tiene un fiel grupo de perros que lo acompañan a todo lado, y esta vez no sería la excepción, sus 6 perros no se despegaron de la puerta del hospital.

El hombre fue dado de alta luego de que lo estabilizaran, y salió junto a su hermano del hospital por otra puerta por lo que los perros no lo notaron hasta el día siguiente que el regresó a buscarlos.

Este hecho fue registrado por la voluntaria del grupo de rescate animal, amigo de patas, Simone Zilane, quien grabó el momento mientras hacían guardia afuera del hospital, ella describe al grupo como impaciente y desesperado.

Los perros se veían bastante alterados, perseguían la ambulancia y llegaron justo antes de que Luiz fuera internado, cuando ya no lo vieron más aullaban y ladraban, estaban «como locos», luego se cansaron y se quedaron echados en el suelo.

Ya hace varios años Luiz fue diagnosticado con problemas psiquiátricos, pero el se niega a ser atendido por el gobierno o alguna organización beneficia, ni siquiera con su familia, el prefiere vivir en la calle.

«Le arrendamos una casa muy simple hace un tiempo con un jardín grande para sus perros pero no la aceptó y se rehusó a entrar en ella. Dijo que su casa es la calle», comentó Zilane.

«En ese entonces los perros fueron llevados a una perrera pero se escaparon saltando una pared y fueron a buscarlo. Donde sea que esté les garantizo que los perros no andarán mucho más lejos».

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *