ANIMALES

Solo con unas ruedas de lego de cambiaron la vida a esta pequeña tortuga que perdió sus patitas traseras

Esta es la historia de Pedro, una pequeña tortuga que no ten{ia patas traseras y padecía de muchas dificultades para moverse, la familia que la adoptó no estaba segura que lograra caminar de nuevo, pero nada fue imposible para un grupo de médicos veterinarios muy creativos que con simples legos le cambiaron la vida.

Al ser adoptada por primera vez ya le faltaba una de sus piernas. De alguna manera logró escapar, pero cuando regresó a casa, la tortuga había perdido la otra.

Su familia muy preocupada decidió llevarla al Hospital de Veterinaria de la Universidad Estatal de Louisiana (Estados Unidos) pues no sabían como tratarla, pero solo era ‘algo torpe’, nada más.

Ginger Guttner, el gerente de comunicaciones de la Escuela de Medicina Veterinaria de LSU le dijo a CNN: “No había nada médicamente malo con él. Pero, por supuesto, no tenía patas traseras, por lo que nuestros médicos rápidamente tuvieron que averiguar qué iban a hacer”.

Luego de pensar por varios minutos sobre la mejor opción para facilitar la vida de Pedro y que así pudiera caminar. Finalmente encontraron una solución en un lugar inesperado, una caja de lego.

Uno de los veterinarios internos reunió las partes útiles, y con algunas jeringas y epoxi seguro para animales crearon un practico y seguro dispositivo para que pedro lograra caminar.

Debido a la base de lego las ruedas logran mantener limpio su caparazón y nada es mejor que eso.

Guttner agregó: “La medicina veterinaria a menudo requiere esta calidad similar a MacGyver. Yo diría que la mayoría de los equipos especiales que utilizamos han sido diseñados o modificados para un caso específico”.

La creatividad es parte fundamental en el desarrollo de cualquier actividad y mas cuando se trata de dar nuevas opciones de vida, como por ejemplo Guttner cuenta que una vez armó una mini fuente para mantener a los peces con vida mientras realizaban una endoscopia.

“Nuestros pacientes pueden ser de dos gramos o 1.000 dólares, por lo que a menudo tenemos que ver las cosas desde una perspectiva completamente diferente”, explicó.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *