ANIMALES

Perrita que nunca había sido madre adoptó gatitos para alimentarlos

‘El instinto materno es increíble

Los animales se adaptan fácilmente a los cambios que se generan en su entorno, solos o en compañía de otros.

Sucedió así con Rhadija, una perrita en Portugal, adoptó a tres gatos que se habían quedado sin mamá. Se mostraba muy inquieta por los cachorritos, parecía no incomodarle que no fueran de su especie.

Aquí comenzó la historia:

Alzira Cristhina Bandeira Setúbal, es la dueña de Rhadija, ella recogió de la calle a una gata que se encontraba en malas condiciones y además estaba pronta a tener cría. Alcira acudiendo al sentimiento que le ocasionó tal situación, no quiso ser indiferente y le brindó a la gatica su ayuda.

La gata fue llevada a su casa, en donde a los pocos días nacieron tres bellos gaticos, la mujer estaba muy feliz con las nuevas compañías, sin embargo la gata presentó un comportamiento extraño de rechazo hacia las crías y no los amamantaba, tampoco les permitía que se acercaran a ella.

Este comportamiento aunque no es muy común, sucede cuando ellas se sienten en riesgo o cuando apenas es su primera vez y no saben como reaccionar.

A pesar del intenso trabajo que tiene Alcira como bióloga, sacaba tiempo para estar pendiente de las crías y alimentarlas con un gotero. Realmente estaba haciendo un gran esfuerzo para mantener saludables a los cachorros.

Un día la mujer regreso a casa para alimentarlos y se encontró con la noble sorpresa, Radhija que tenía 7 años y nunca había sido madre, los estaba tomando del cuello para acomodarlos y calentarlos.

Lo más hermoso de este caso, es que la perrita también los estaba amamantando, así es, la perrita estaba produciendo leche.

Según Alcira, debido a los estímulos que los gaticos generaban en el pecho de su mascota, el organismo de nuestra amiga peluda comenzó a generar leche, desarrollando su instinto materno.

Rhadija realmente estaba comprometida con la labor de ayudar a los gaticos a sobrevivir, al parecer le quiso colaborar a su dueña con este noble trabajo.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *