AMBIENTAL

¿Por qué terminamos usando gasolina, si hace 100 años ya teníamos autos eléctricos y de vapor?

En el pasado se veía como los humanos empezamos a usar automóviles verdaderamente eléctricos: (Moviendo sus ruedas con motor eléctrico) ¿Eramos ecologistas sin saberlo?…

Hoy en día los autos eléctricos están en auge, y se dice que será el único método de transporte en un futuro cercano… Pero retrocedamos un poco en el tiempo y veamos como era el futuro «ecológico» en el pasado.

Retrocedamos unos 100 años

Un aficionado coleccionista de autos antiguos, Bill Lloyd, muestra como se movían los eléctricos en el año 1915. Este es uno de los 40.000 que produjo la compañía Norte Americana
Anderson Electric Car Company entre los años 1906 y 1940.

Éste era capaz de alcanzar los 40 KM/H y andaba un máximo de 80 KM antes de tener que recargar sus baterías.

El hombre no se sintió satisfecho

Muchos de nosotros pensamos que los autos eléctricos serán resultado de un mundo altamente sofisticado en materia tecnológica, pero no podemos olvidar que a principios del siglo XX, los autos eléctricos eran los preferidos en EE.UU. Y no únicamente allá.

Cabe destacar que el primer hombre capaz de superar los 100 KM/H lo hizo en auto eléctrico que fabricó el mismo. Su nombre era Camille Jenatzy y el de su auto: “Jamais Contente” (Nunca satisfecho).

Y como el nombre de su auto, el hombre no se sentía satisfecho con los eléctricos.

La era del vapor

Por otra parte, los autos a vapor funcionaban de manera similar a cualquier otra maquina con este método de combustión, el agua hervía al calor de keroseno y el vapor forzado entraba en los cilindros donde impulsaba a los pistones y estos hacían girar el eje que hacía rodar las ruedas.

Dicho método hizo posible el funcionamiento de la más grande maquina impulsada a vapor: el tren. Fue tan así de famosa este método de impulso que…

En Norte América las ventas se fueron por los cielos, incluso superaron las de los autos eléctricos. Pero tristemente en sus espejos retrovisores ya se veía avanzando rápidamente al rival que estaría destinado a dominar el mercado.

Éste es el famoso y reconocido Motorwagen, «El primer verdadero carro del mundo» según algunas personas, y que funcionaba con gasolina.

Su creador dijo que el sonido de éste auto era como escuchar «la música del futuro» Y a pesar que este tipo de motor es muy exigente (requiere una electrónica avanzada, bomba de aceite y mucha lubricación) Logró superar a todos los anteriores… Pero el dilema es: ¿por qué terminamos dependiendo tanto de él si un motor eléctrico es tan simple?

La respuesta está en el tanque de gasolina, este tiene una capacidad de 85 litros, que volumen no es tanto, pero con eso puede andar bastante.

Si quisieran viajar la misma distancia con el eléctrico, tendría que haber necesitado una batería cuatro veces más grande que el auto.

Además de eso, las estaciones de combustible aparecieron por todos lados, el auto eléctrico estaba destinado a «morir»

¿Pero que pasó con el de vapor?

Los trenes indudablemente conquistaron el mundo, ¿Pero por qué los autos a vapor no? Eran más simples sus mecánicas que el impulsado a gasolina, no tenia necesidad de transmisión ni embrague o engranajes.

Sencillos y con pocas piezas, funcionaba silenciosamente, capaces de frenar rápidamente para el aquel entonces. Sin embargo a principios XX ya estaban condenados por algunos factores poco favorables.

Así que el gran marketing que le hicieron al auto de gasolina, destronó del mercado a los dos otros.

Y ahora volvemos al futuro…

Claro, cabe destacar que un auto eléctrico en estos tiempos es bastante costoso, pero al fin y al cabo las cosas nuevas siempre son costosas, y es cuestión de tiempo que salgan al mercado autos eléctricos más asequibles .

Lo bueno de estos autos es que su gran capacidad de batería te puede ofrecer fácilmente unos 560 kilómetros antes de volver a cargarlo, y lo más «Wow» de esto es que de su escape no salen gases contaminantes sino agua.

Sin embargo, aún hay bastantes inconvenientes… Son muy pocas las estaciones de recarga.

Pero esto puede sonar algo divertido y un poco irónico: estamos regresando al futuro que estábamos viviendo en el pasado, ¿Raro no? pero sin duda lo mejor que nos puede pasar, cero contaminación al planeta.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *