NOTICIAS

Islandia esta temporada luego de 17 años no cazará ballenas

Esta cruel cacería de ballenas que normalmente es en el verano, y por lo que tanto se critica a Islandia no se llevará acabo.

Este país nórdico es conocido por sus innovadoras políticas sociales, también por su baja tasa de criminalidad, y por haber encarcelado a los banqueros que causaron la crisis económica global en 2008, pero nada es perfecto ellos junto a piases como Japón, Noruega, Islas Faroe manejan una inhumana industria de ballenas.

La actividad de casería en Islandia se reactivó en 2003 con la excusa que sería para «fines científicos», luego de ser cancelada por varios años. Desafortunadamente desde entonces un grupo de familias adineradas islandesas se han dedicado a crear grandes emporios balleneros, acabando con miles de ejemplares de ballenas Minke y Azul, entre otras, lo que ha generado la indignación mundial, obligando a organizaciones defensoras de los derechos de los animales a iniciar campañas como Sea Shepherd.

Según el portal ruv.is, Kristján Loftsson, director general de la empresa Hvals HF, esta primavera y verano no participarán de la caza porque “está siendo difícil comercializar la carne en Japón”, el mercado más grande de consumo de este animal en el mundo.

La buena noticia es por que la situación no es favorable para las empresas balleneras.

El cazador de ballenas minkey, Gunnar Bergmann Jonsson es el director administrativo de la empresa IP, especializada en balleneo, afirma que se enfocarán en erizos de mar y diferentes especies de peces.

“No nos conviene cazar ahora porque la situación no es favorable, por eso tomamos la decisión de no hacerlo este año”, aseguró. Además de Japón, su empresa también exporta a Noruega.

Pero la noticia solo es un respiro ya que tienen planeado reanudar la caza en la primavera de 2020.

Lo que es seguro es que la caza de ballenas con «fines científicos» no se ve por ningún lado, no es más que una excusa por parte de estos países involucrados en esta terrible practica, esto comentó el Instituto de Investigación Marina de Islandia, tampoco entendemos que clase de investigación necesita acabar con miles de ejemplares cada año.

Este cruel comercio usa arpones los cuales son lanzados desde la embarcación y causan un terrible daño en la cabeza del animal, padeciendo por horas una cruel agonía, luego son jaladas al barco muchas aun con vida para quitarles la piel y la grasa para su comercialización.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *