ANIMALES

Un potrillo perdió a su mamá, pero encontró un perrito que no lo dejaría solo

Cada mañana el es el primero en saludar al pequeño portillo.

El potrillo tan solo tiene 9 días de vida, y ya perdió a su mamá. Es lógico que para cualquier ser vivo, perder a su madre sea lo más difícil, pero el pequeño conocido como Tye no se quedó sólo, en ese mismo momento se formó una curiosa pero bella amistad entre el y un perro llamado Zip.

Este perro de 5 años no era precisamente muy cercano a los caballos pero esta situación cambió algo en el.

«Todos los años criamos potrillos, siempre se quedaba en la entrada mirándolos», dijo su dueña, Karla Swindle.

La madre de Tye se había enfermado y falleció poco después de dar a luz a su cría, Zip sabia que el necesitaría compañía así que junto a Swindle se mantuvieron a su lado todo el tiempo.

«Pasé la noche en el establo cuidando de la mamá después de que dio a luz, esperando que mejorara. Zip se quedó en el pasillo y el potrillo estaba ahí. Se acostó junto a él toda la noche. Se quejaba, sabía que algo andaba mal esa noche».

La mañana siguiente ya había fallecido la mamá de Tye pero el no estaba solo. Zip lo acompañó toda la noche y el día como si entendiera que el pequeño estaba pasando una situación bastante enternecedora.

Las siguientes 6 semanas Zip no lo dejó solo. Su vinculo era tan fuerte que cuando Swindle permitía que saliera del establo, el era el primero en saludarlo.

«Corría al establo y se paraba a esperar. Incluso me ganaba y llegaba antes que yo… A veces cuando Tye aún estaba acostado Zip iba y se acurrucaba junto a él».

Luego de algunos meses, Tye se convirtió en un caballo bastante sano.

Tye ahora vive la mayor parte del tiempo junto a su hermana mayor, quien le enseña a ser un caballo. Esto no ha evitado que Zip lo visite, claro ya no le llora a su dueña Swindle entrar al establo como antes. El sabe que su pequeño bebé es un caballo creciendo y necesita estar en su espacio.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *