ANIMALES

Operativo mundial rescata a miles de especies salvajes

Este gigantesco operativo se llevó a cabo con la ayuda de más de 109 países en donde fueron liberados miles de tortugas, aves, tigres, entre otros.

Las autoridades han confirmado que ha sido uno de los trabajos conjuntos más grandes en la historia contra el trafico ilegal de especies en pelinegro de extinción, en el operativo se logro la captura de por lo menos 600 personas.

La organización Mundial de Aduanas (OMA) junto con la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) son los responsables de esta gran labor que en tan solo en junio logró la incautación de 2.000 especies en 109 países.

Entre los animales que se lograron confiscar están: 9.777 tortugas, 1.500 reptiles, 23 simios, 30 grandes felinos vivos. Ademas de media tonelada de marfil, cuernos de rinoceronte y colmillos de elefante.

También se rescataron unas 4.300 aves y cerca de 10.000 especies silvestres marinas como corales, caballitos de mar, delfines y tiburones.

“Los delitos contra la fauna silvestre no sólo despojan a nuestro medio ambiente de sus recursos, también tienen un impacto en el lavado de dinero y fraude asociados”, indicó Juergen Stock, secretario general de Interpol.

Mientras se realizaba este operativo la policía se vio en casos en donde encontraban miles de tortugas en un contenedor en Kazajistán, una pequeña cría de tigre blanco que estaba oculto en una camioneta en México y cuernos de elefantes en Kenia.

FOTOGRAFÍA CORTESÍA DE INTERPOL

El operativo bautizado como «Thunderball» evidenció una pequeña disminución en el trafico ilegal de fauna y da una esperanza al desarticular las bandas organizadas, para que en estos delitos ya no se den más.

Este gran logro por parte de las autoridades mundiales fue celebrado por diferentes organizaciones defensoras del medio ambiente y los animales, e invitaron a seguir en esta ardua labor y a implementar más controles para así evitar que se acabe con la biodiversidad de nuestro planeta.

“Esta interrupción masiva de las redes delictivas es clave para salvar a las especies en peligro de extinción en el mundo y el comercio ilegal de fauna salvaje es una industria de miles de millones de dólares”, señaló la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre.

La policía internacional fue clara y declaró que el primer paso era lograr los decomisos y los arrestos, pero que ahora es responsabilidad de los gobiernos dictar duras sentencias y agilizar los juicios para que estos delincuentes no queden en libertad.

FOTOGRAFÍA CORTESÍA DE INTERPOL

“Operaciones como Thunderball son acciones concretas dirigidas contra las redes delictivas transnacionales que se aprovechan de este tipo de actividades ilegales. Vamos a proseguir el trabajo con nuestros socios para asegurarnos de que los delincuentes que esquilman el medio ambiente pagan por ello”, resaltó la Interpol.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *