ANIMALES

Proyecto hotelero aprobado por Semarnat destruye el hábitat de las tortugas marinas

Este nuevo proyecto que cuenta con la aprobación del Semarnat sería un desastre ambiental para las tortugas marinas del lugar.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), y el Instituto de Ingeniería de la UNAM junto con varias organizaciones ambientales advirtieron ya desde hace un año que la obra aprobada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dejaba en gran peligro a distintas especies de tortugas marinas.

En conocimiento pleno del daño ambiental que esta obra representaba la dependencia consideró que el proyecto de la empresa Promotora Ecotur y Grupo Posadas, y que actualmente se construye en la playa de Chemuyil, en el municipio de Tulum, en Quintana Roo, no violaba ninguna norma y tampoco generaba algún problema para las especies de la zona.

Pero justo en ese lugar es en donde se encuentra una de las zonas de anidación de tortugas marinas más importantes del país, esto al lado del núcleo de Xcacel-Xcacelito la Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano. Ahí llegan las especies carey, caguama, verde, blanca, entre otras.

(Foto: Gema del Mayab)

Aún así el proyecto continuó y luego de un año del inicio de la construcción ya se han denunciado casos en los que algunas tortugas quedan atrapadas en zanjas hechas por la maquinaria pesada del lugar, esto según la investigación de Animal Político.

Organizaciones ecologistas como la Gema del Mayab denuncio, en entrevista con el portal, que la empresa concesionaria del proyecto el Grupo Posadas hizo una zanja de 50 metros de largo por cuatro de profundidad en el área donde «la tortuga sube a la duna para desovar y cae al barranco que se construyó con maquinaria».

Hemos documentado dos (casos de tortugas) no sabemos cuántas más han caído porque no es una zona accesible. El problema que tenemos ahora es que metieron una reja, peor que el precipicio porque si sube la tortuga y mete su aleta en esos hoyos le va a doler más. 

La presidenta de la asociación, explica que la empresa no realizó ningún estudio del área donde anidaban las tortugas, tampoco los cambios hechos a la playa y las consecuencias en la reproducción de esta especie. En este momento lo que buscan es que a través de los mecanismos jurídicos se logre detener el proyecto por principio precautorio.

La empresa ecológica interpuso una denuncia ante la procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en donde se le informa y se le solicita que estudien los documentos y las condiciones de maltrato en el que esta una especie en peligro de extinción.

Un grupo de organizaciones entre ellas Defenders of Wildlife de Mexico y Teyeliz, se pronunciaron a través de los medios la jornada y la gema para exigir que las autoridades inicien una exhaustiva investigación para que se determine si se infringió con la ley, y establecer los responsables y sus receptivas sanciones.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *