ANIMALES

Al final no aguantó y cayó después del festival budista en Sri Lanka

Se temía lo peor y así sucedió, esta es la historia que contamos el día de ayer en donde un elefante vivía un infierno al ser usado en un festival.

Este elefante de 70 años que se encontraba desnutrido y era obligado a usar laboriosos disfraces, lamentablemente no aguantó más y colapsó al punto que terminó tendido en el suelo tras recorrer varios kilómetros del festival de Sri Lanka.

“Por favor, oren por ella. Es demasiado cansador para ella caminar y trabajar. Miren a esta pobre vieja que se ha caído y todo el mundo puede verla”. Una publicación de Facebook de la Fundación Save Elephant

“No podemos dejarlo en silencio. Es hora de ponerse de pie y tomar medidas para proteger a los demás que aún sufren y están esperando nuestra voz”.

Las fotografías del elefante conocido como Tikiri crearon una serie de reacciones por parte de los grupos de protección animal quienes estaban indignados con el hecho de que se cubriera el animal con túnicas para así ocultar su cuerpo en mal estado.

Al parecer el animal tuvo que hacer el recorrido al menos unas 10 veces, la imagen en donde se ve rendida en la calle es la prueba de esta terrible explotación y maltrato

Lek Chailert, fundador de la Fundación Save Elephant, dice que Tikiri es uno de los cerca de 60 elefantes obligados a participar en Esala Perahera, un festival budista en Kandy, Sri Lanka.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *