NOTICIAS

Por fin Singapur prohíbe el comercio de marfil tras encontrar varias toneladas de colmillos

La nueva norma se implementará para septiembre del 2021, lo que busca es evitar que se dé cualquier tipo de comercio con los colmillos sin excepción alguna.

Este tipo de actividades existen debido a la absurda necesidad del hombre de mostrar lujos y accesorios extravagantes, pero no es justo que sea a costa de las vidas de cientos de animales, que no son propiedad de nadie y tampoco se les puede tratar como si no sintieran, ellos no merecen nuestra falta de humanidad. Por esta razón este país asiático a tomado una serie de cambios en su legislación para poner fin al padecimiento de miles de animales.

Luego de incautar más de 9 toneladas de colmillos de elefante africano, Singapur ha tomado la decisión de hacerle frente a este flagelo prohibiendo todo tipo de comercio, esta nueva ley empezará a regir desde septiembre de 2021.

El Departamento de Parques Nacionales afirmó en un comunicado oficial, que está determinado a «resolver la lucha contra el comercio ilegal de especies» registradas bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

El comercio de marfil en Singapur estaba restringido para transacciones fuera del país desde 1990, pero se les permitía comercializar objetos fabricados con este material si habían sido importados antes de la fecha de prohibición.

Para las autoridades cualquier tipo de comercio con estos artículos está prohibido sin excepciones.

La directora ejecutiva en Singapur del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Maureen DeRooij, habló con la cadena de noticias  Reuters sobre los beneficios que tendrá este proyecto en el futuro.

«Es un paso importante para proteger la vida silvestre, y más aún teniendo en cuenta que siguen disminuyendo las poblaciones de animales, lo que envía una fuerte señal sobre la urgencia de detener el tráfico de animales». Maureen DeRooij, directora ejecutiva en Singapur del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) a Reuters-

Según los datos oficiales, en julio de este año se incautó un cargamento de 8,8 toneladas de marfil procedente de la República Democrática del Congo. 300 elefantes fueron despojados de sus preciosos colmillo, siendo este el más grande decomiso registrado hasta la fecha.

Ningún animal merece que se usen sus partes para crear artículos de moda o de entretención, ellos merecen igual de respeto que los humanos, ya que son seres sintientes, felicitamos a Singapur por este gran avance en materia de derechos y respeto por la vida.

¡Deja tu comentario aquí abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *